Usted está aquí

Programas de Educación Básica Integrada

Los Programas de Educación Básica Integrada (EBI) son los documentos curriculares de mayor nivel de concreción en el territorio, en los que se apoya el docente para definir y diseñar sus propuestas de enseñanza. Presentan los contenidos asociados a las competencias específicas de las respectivas unidades curriculares sobre las que se sustenta el plan y describen la forma en que estos aportan al desarrollo de las diez competencias establecidas en el Marco Curricular Nacional (MCN).

La construcción de estos programas tiene la particularidad de haber sido un proceso colaborativo llevado adelante por equipos integrados por docentes de todos los niveles educativos, de forma interdisciplinar, poniendo como centro al estudiante y sus aprendizajes. Su diseño está constituido por espacios curriculares integrados por diferentes campos del saber que abarcan todo el recorrido de un estudiante que transita por la educación básica. Asimismo, responde a los principios curriculares que rigen esta propuesta: flexibilidad, participación, inclusión, integración de conocimientos y pertinencia. 

Estos programas responden a un marco curricular competencial; a diferencia de otro tipo de currículos aborda todo el conjunto de experiencias de aprendizaje y los diversos factores que lo favorecen. Así, se aleja de listados de contenidos independientes para explicitar cómo estos aportan al desarrollo de las competencias específicas de cada espacio y unidad curricular. En ellos también se incorporan sugerencias sobre metodologías de enseñanza y orientaciones para la evaluación de los aprendizajes.

El sistema curricular: coherencia y continuidad

El currículo es el espacio en el que un sistema educativo define qué deben aprender los estudiantes, por qué deben aprender eso y de qué estrategias se dispondrá para que lo logren. Esta visión comprensiva que actualmente se tiene del currículo lo aleja de la mirada tradicional que lo refiere como listado de contenidos a enseñar, o en todo caso, a aprender. (ANEP, 2022a, p. 19)

Una vez establecido el documento más general del sistema curricular, el Marco Curricular Nacional (MCN) se definen: las Progresiones de Aprendizaje, el Plan de Educación Básica Integrada y los Programas, como documentos conexos e interrelacionados que componen el sistema curricular (Figura 1).

 

Figura 1. Documentos del sistema curricular

piramide 01.jpg

Fuente: Elaboración propia. ANEP

 

Como indica la Figura 1 el Marco Curricular Nacional (MCN) es el documento principal que sienta las bases conceptuales del currículo nacional de corte competencial. Presenta, entre otros conceptos, los principios de la educación nacional, las diez competencias generales a desarrollar, los perfiles de egreso de la educación obligatoria y los componentes del currículo.

Los perfiles de egreso describen los desempeños esperados de los estudiantes al finalizar la educación obligatoria. Para cada competencia general se identificaron sus dimensiones con los conceptos esenciales, componentes de cada competencia, asociados a procesos cognitivos que progresan a lo largo de la trayectoria educativa. Se presentan en el documento de Progresiones de Aprendizaje.

Las Progresiones de Aprendizaje (PA) describen el desarrollo del continuo de cada competencia en niveles de complejidad creciente, como pasos de un camino hacia los logros expresados en el perfil de egreso. No describen qué enseñar, sino que proporcionan un mapa detallado de cómo los estudiantes avanzan en sus habilidades en aspectos particulares del desarrollo de cada una de las diez competencias (ANEP, 2022b, p. 13).

Dichas progresiones se presentan en cinco niveles de progreso. El primero corresponde a los logros esperados para un niño al inicio de su escolaridad. El quinto corresponde al desarrollo cognitivo esperado en un estudiante del último año de la educación básica obligatoria y es el preámbulo del perfil de egreso. Cada uno de los cinco niveles de progreso indica un mojón en el continuo del desarrollo de cada competencia. No se corresponden, entonces, con los grados escolares. Se elaboraron a partir de las dimensiones de las competencias y lo que indica la psicología cognitiva en términos de desarrollo.

El plan de estudio de Educación Básica Integrada (EBI) es el que propone la organización curricular que fundamenta y articula tres ciclos educativos y en seis tramos compuestos por: tres grados de educación inicial, seis grados de educación primaria y tres de educación media (Figura 2).

 

Figura 2. Ciclos y tramos del Plan de EBI

cuadros 02.jpg

Fuente: Plan de EBI (ANEP, 2022a, p.20)

 

En el documento del plan de EBI también se presentan los perfiles de tramo, el diseño curricular, que basa su estructura en tres componentes curriculares, (alfabetizaciones fundamentales, componente técnico—tecnológico y el de autonomía curricular) y las mallas curriculares de cada ciclo.

Los perfiles de tramo tienen un rol orientador del progreso del estudiante en el desarrollo de las competencias definidas en el MCN. Se componen de indicadores de logro en el desarrollo global de las diez competencias y presentan, además, en forma particular los resultados referenciales para cada competencia al culminar cada tramo educativo. Estos perfiles de tramo dialogan y se corresponden con las Progresiones de aprendizaje.

El diseño del sistema curricular, como se ha dicho, se basa en una estructura de tres componentes curriculares y siete espacios curriculares que favorecen el abordaje de los contenidos en forma interdisciplinar y transversal. Este diseño facilita la navegabilidad entre los diferentes subsistemas y promueve la continuidad educativa facilitando el avance de los estudiantes en relación con el desarrollo de sus competencias (Figura 3).

 

Figura 3. Diseño del sistema curricular

flor 03.jpg

Fuente: Elaboración propia.

 

Los programas: su estructura

Los programas se presentan en dos grandes partes: una parte que aborda aspectos generales del espacio curricular y otra parte que remite a aspectos particulares de cada unidad curricular del espacio para cada tramo y grado.

Cada espacio está integrado por unidades curriculares afines. Las unidades curriculares son unidades básicas de un determinado plan de estudio, que pueden tener diferentes modalidades, organizan la enseñanza, el aprendizaje y la evaluación (ANEP, 2022a). Es mediante el trabajo en las unidades curriculares, que se desarrollan las competencias específicas. Estas vinculan procesos cognitivos con saberes concretos. Expresan las acciones, actitudes y saberes de los estudiantes a partir de los conocimientos, habilidades y valores propios de cada disciplina asociada a cada unidad curricular. Tienen especial importancia los contenidos estructurantes de los campos del saber en los que se sustentan las unidades curriculares. En cada una de las unidades curriculares de un plan de estudios estos contenidos son columna vertebral y caminos principales que se recorren al abordarlos mediante el trabajo con los contenidos específicos. Estos últimos se eslabonan con los estructurantes en una construcción de red conceptual, escalonada y coherente. Se seleccionan de los contenidos de la disciplina asociada a la unidad curricular, por su potencial para desarrollar las competencias específicas, como mejor vehículo para activar los procesos cognitivos que componen la competencia.

Finalmente los programas presentan los criterios de logro por tramo y por grado, que son indicadores, expresados en forma de acciones visibles, que se espera que los estudiantes manifiesten o evidencien mediante el trabajo que realicen. Permiten identificar en qué medida, nivel o grado de desarrollo de la competencia se encuentra su desempeño. Son una guía para el aprendizaje, se elaboran y comparten con los estudiantes porque les ofrecen información de lo que se espera de ellos en término de sus desempeños.

En la Figura 4 se representa gráficamente todos los aspectos de la estructura de los programas que permiten al docente tomar decisiones sobre sus propias prácticas de enseñanza con centro en el estudiante.

 

Figura 4. Estructura de los programas de la TCI

azul 04.jpg

Fuente: Elaboración propia. ANEP.

 

Algunos programas de unidades curriculares, talleres optativos específicamente, se presentan a través de una Guía de implementación para los talleres que tienen una estructura similar, pero adaptada a las orientaciones particulares de cada subsistema.

Programas de la Educación Básica Integrada (EBI)

Primeramente se presentan los documentos con orientaciones transversales para todos los ciclos de la Educación Básica Integrada.

Luego los programas correspondientes al Plan de Educación Básica Integrada (EBI) organizados por componentes y espacios curriculares. En cada espacio se diferencian las unidades curriculares  para cada tramo, salvo en los casos que el EBI define una propuesta únicamente por grado.   

 

Programas de Educación Básica Integrada 2023

 

 

 

Orientaciones transversales 

 

Orientaciones sobre autonomía curricular

 

 

Componente: Alfabetizaciones fundamentales

Espacio científico matemático

Espacio creativo - artístico

 

 

Componente: Técnico - tecnológico

 

 

Componente: De autonomía curricular 

Espacio de autonomía curricular