Usted está aquí

Proyecto “Joven Lector” incidirá en la creación de hábitos de lectura de niños y jóvenes

La Administración Nacional de Educación Pública (ANEP) presentó el Proyecto “Joven Lector”, que en los próximos tres años alcanzará a más de 12.000 estudiantes de Ciclo Básico de Educación Media y a 120.000 niños de educación formal y no formal. La propuesta del Programa de Lectura y Escritura en Español (ProLee), que capitaliza el apoyo de profesores, bibliotecólogos y directores de biblioteca, contempla talleres dirigidos a jóvenes, que a su vez incidirán en la creación de hábitos de lectura de los más pequeños. 

Durante el lanzamiento de “Joven Lector” en el que participarán 200 centros de Educación Media, tales como liceos del Consejo de Educación Secundaria, Escuelas Técnicas del Consejo de Educación Técnico Profesional y 7°, 8° y 9° de modalidad rural, la Coordinadora de ProLee, Magíster María Guidali, informó que esta jornada tuvo como objetivo “desarrollar con los educadores que trabajarán directamente con los alumnos en el territorio, cuatro talleres que vinculan al estudiante con el mundo y la cultura escrita, los libros y la literatura infantil”.

Una de las fortalezas de esta iniciativa reside en su capacidad multiplicadora, ya que a través de una cadena de compromisos y convencimientos, tres grupos etáreos diferentes entre sí comparten la responsabilidad y el interés por mejorar la lectura de los más jóvenes. 

La convocatoria apunta a todas las instituciones y organizaciones que trabajan con estudiantes del primer ciclo de Educación Media, para fortalecer a estos como lectores, “porque la tarea que tendrán estos jóvenes será mejorar su modo lector para leer a otros en su comunidad”, indicó. 

En esta primera etapa, además de Liceos y de centros educativos de la UTU de todo el país, participan tres experiencias de la educación no formal, una pertenece a la Intendencia de Montevideo “Sacude”, dos a Centros de Capacitación de Producción (CECAP) del Interior, y una a “Impulsa” del Instituto Nacional de la Juventud (INJU).

La jornada reunió a 200 personas distribuidas en cuatro talleres en la Facultad de Información y Comunicación (FIC), trabajando no solo en la dinámica del proyecto, sino también en la filosofía que implica “fortalecer las capacidades de los estudiantes de primer ciclo, para que mejoren en relación a sus competencias y colaboren con los niños más pequeños en incluirlos en la cultura escrita”. 

Expectativas 

Para esta primera edición, Guidali espera llegar a un promedio de 15 estudiantes por cada institución, lo que beneficiaría a alrededor de 3.000 estudiantes. Asimismo, estos equipos replicarán este aporte a niños y niñas de escuelas, centros CAIF y clubes de niños, entre otros, lo cual implica una dimensión mayor.

“En la actualidad estamos llegando a 200 instituciones de Educación Media, la totalidad de séptimo, octavo y noveno modalidad rural, que ya se suman, y pensamos que año a año más escuelas técnicas y más liceos se incorporarán a esta iniciativa”, explicó. 

La Coordinadora destacó el trabajo comprometido y desinteresado de los profesores, lo que se explica en el interés “por darles mejores posibilidades a los estudiantes de Educación Media de ser mejores lectores. La lectura les posibilita el sostenimiento en el sistema educativo y el acceso al conocimiento”. 

Lectura para la vida

Guidali valoró a ProLee “como un espacio privilegiado desde donde se piensan estrategias que acerquen a la comunidad y a los estudiantes a la lectura”. En este sentido, destacó el éxito de bibliotecas solidarias que en la actualidad involucra a 600 escuelas. 

“Joven Lector es mérito de quienes se ponen el proyecto al hombro y lo llevan adelante en el territorio. Si bien el equipo hace un seguimiento, prepara los materiales y está atento a las necesidades de formación de los educadores que participan, este prospera por el gran compromiso y convencimiento de todos en que el acceso a la cultura es a través de la lectura y que nuestros estudiantes necesitan ampliar ese universo cultural para que les vaya bien en el sistema educativo”, manifestó.   

Se espera que a través de esta iniciativa los jóvenes desarrollen sus competencias sociales, apoyen a otros en su formación como lectores y amplíen su universo cultural, lo cual les permitirá acceder a la comprensión de lo leído, contar con una mayor disposición a desarrollar prácticas de lectura y escritura, mejorar el rendimiento académico, fortalecer la lectura como vía de acceso al conocimiento y asumir un compromiso social con su comunidad.

 

Fuente: 
Secretaría de Relaciones Públicas-CODICEN

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

coronavirus banner ch.jpg

Agenda