Usted está aquí

Promueven implantar Plan Nacional de Educación y formación docente con estatus universitario

Documento transformador

El tercer Congreso Nacional de Educación (CNE) “Enriqueta Comte y Riqué”, que deliberó durante el pasado año 2017, promovió la implementación de un Plan Nacional de Educación y la creación de la Universidad de la Educación, con un fuerte énfasis en la autonomía y el cogobierno.

Dichos enunciados están contenidos en el Informe final del CNE, que fue presentado en la sala de conferencias de la Torre Ejecutiva, con la participación de la Ministra de Educación y Cultura (MEC), Doctora María Julia Muñoz, el Presidente del Consejo Directivo Central (CODICEN) de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP), Profesor Wilson Netto, y el Rector de la Universidad de la República (Udelar), Doctor Roberto Markarián.

La presentación fue encabezada por los integrantes de la Mesa Coordinadora del Congreso: la Subsecretaria del MEC, Magíster Edith Moraes, la Consejera del CODICEN, Profesora Laura Motta, el Decano de la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación, Doctor Álvaro Rico, y la Consejera de la Universidad Tecnológica (UTEC), Graciela Do Mato.

La inauguración de la actividad estuvo a cargo precisamente de la Subsecretaria del MEC, Magíster Edith Moraes, quien manifestó su enorme satisfacción por el trabajo realizado durante más de un año por el Congreso Nacional de Educación.

Fecunda participación

Al respecto, la jerarca ministerial afirmó que el documento presentado sintetiza el proceso de debate y discusión que se verificó en todo el país, destacando particularmente el alto nivel de participación de actores educativos y sociales.

Protagonistas del cambio

La oradora afirmó que la educación pública “es compromiso y responsabilidad del Estado”. No obstante, elogió el fortalecimiento de los distintos mecanismos de democrática participación ciudadana, “que recogen múltiples miradas para legitimar las políticas educativas”.

Según Edith Moraes, el desafío será ahora llevar a la práctica las recomendaciones emanadas del plenario del congreso, que contienen valiosos insumos para la elaboración de un Plan Nacional de Educación.

El informe final del Congreso Nacional de Educación “Enriqueta Comte y Riqué” fue comentado por los profesores Nilia Viscardi y Pablo Martinis, del Instituto de Evaluación de la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación.

En tal sentido, se destacó que las resoluciones del plenario final del  Congreso expresan amplios consensos en torno a una concepción de la educación como bien público y social y derecho humano fundamental.

Al respecto, se enfatiza también en la trascendencia de la participación en el aprendizaje de la democracia y el carácter vinculante de ella que le otorga valor, en un contexto de reivindicación de la autonomía y el cogobierno para toda la educación pública.

Sobre el particular, una de las mociones aprobadas propone establecer una educación de calidad centrada en el ser integral, polivalente y con las herramientas necesarias para insertarse en la sociedad. 

Una de las coincidencias fundamentales condensada en el texto refiere a la necesidad de profundizar el concepto de educación en clave de derechos, lo cual implica un abordaje integral e inclusivo, en cuanto sujeto de derechos y ser social, atendiendo la diversidad y apuntando a la minimización de las inequidades.

En otro orden, algunas resoluciones refieren a la implantación de sistemas de cuidados en los centros educativos que atienden a las madres y padres que estudian y a la importancia de ampliar la cobertura en materia de educación de primera infancia.

Derechos y diversidad

La declaración final expresa que “la educación es un derecho humano fundamental. Para que realmente los y las habitantes del país accedan a ese derecho a lo largo de toda la vida, es deber del Estado implementar medidas que lo garanticen”.

Un fuerte compromiso

Los cuatro ejes temáticos debatidos en todo el país fueron los siguientes: Aportes para un Plan Nacional de Educación, Democratización, universalización y educación de calidad, Educación Diversidad y Diversificación y Los desafíos de la educación.

Al comentar el informe final del CNE, Nilia Viscardi destacó particularmente la participación democrática y el trabajo de los congresistas, resaltando el énfasis dispensado a temas tan cruciales como los derechos humanos, la diversidad, la educación sexual y la educación en la primera infancia.

Según la experta, “se demostró capacidad de innovación y reflexión”, en el abordaje de temas tan trascendentes como la defensa de la enseñanza rural, la diversificación, el debate sobre el marco curricular, la flexibilización para la continuidad educativa y la relación con las familias, entre otros tópicos.

Por su parte, Pablo Martinis, valoró particularmente el debate en torno a la necesidad de crear una Universidad de la Educación, la relación entre la educación y el mundo del trabajo, la flexibilización y la ampliación de espacios educativos.

También resaltó todo lo atinente a la redefinición del rol docente como generador de conocimientos, enfatizando en torno al principio de igualdad y a la postulación de la educación como herramienta emancipadora.

Durante 2017, la primera parte del Congreso se desarrolló en 299 asambleas territoriales en los diecinueve departamentos, donde se reunieron 7.339 personas en 202 localidades del territorio nacional.

Fue en el Norte del país donde se concentró la mayor parte de la participación, principalmente en los departamentos del Litoral. En efecto, Salto y Paysandú fueron los que registraron el mayor número de asambleístas, superando ampliamente a Montevideo, lo cual corrobora el fuerte compromiso de los actores educativos del interior con las transformaciones educativas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

coronavirus banner ch.jpg