Usted está aquí

ANEP conmemora el natalicio de José Gervasio Artigas

Publicado: 
17/06/2022

Banners 19 web 2022.jpg

El 19 de junio se conmemora el natalicio del prócer José Gervasio Artigas. Asimismo, en esta fecha se celebra la Promesa y Jura de Fidelidad a la Bandera Nacional por parte de los niños de primer año de Primaria y los estudiantes de primer año de Educación Media, respectivamente. La ceremonia se realiza en centros educativos públicos y privados.

José Gervasio Artigas nació en Montevideo el 19 de junio de 1764. Sus padres fueron don Martín José Artigas y doña Francisca Antonia Arnal. Su abuelo paterno, Juan Antonio, figuró entre los primeros pobladores de Montevideo. El pequeño José fue el tercer hijo de los seis que tuvieron sus padres. En la ciudad, el hogar familiar se ubicaba en la intersección de las actuales calles Cerrito y Colón en la Ciudad Vieja. Después de estudiar en el colegio franciscano de San Bernardino se dedicó a las tareas rurales en las estancias de su padre.

Años más tarde comenzó a ganarse la vida comprando cueros en la campaña para venderlos a los exportadores de Montevideo. En 1791 nació Manuel, su primer hijo con Isabel Sánchez. En este período tuvo contacto con nativos, paisanos, gauchos y otros pobladores de la campaña a la vez que adquirió conocimientos sobre gran parte de la geografía de la Banda Oriental.

En 1797 ingresó como soldado de caballería en el regimiento de Blandengues, creado para combatir el robo de ganado y el contrabando en la Banda Oriental y proteger la frontera con Brasil. En 1805 debió retirarse del ejército con el grado de oficial por razones de salud y se casó con su prima Rosalía Rafaela Villagrán. Con ella tuvo tres hijos: José María, Francisca y Petronila. Las niñas murieron a los pocos meses de nacer.

Durante las invasiones inglesas, entre los años 1806 y 1807, Artigas participó activamente en la defensa de Montevideo y en la reconquista de Buenos Aires, capital del virreinato.

En febrero de 1811 se incorporó al movimiento revolucionario poniéndose a disposición de la Junta de Buenos Aires. Si bien la revolución ya había sido iniciada en el territorio oriental por Pedro Viera y Venancio Benavídez, Artigas fue el caudillo con mayor ascendiente sobre la población de la campaña. Durante su actividad como integrante del cuerpo de Blandengues se había ganado la confianza y el apoyo tanto de los estancieros como de los habitantes más modestos.

El 18 de mayo derrotó al ejército español poniendo sitio a Montevideo, pero en octubre de 1811 se retiró cumpliendo las disposiciones del armisticio pactado entre el gobierno de Buenos Aires y el español que se encontraba en Montevideo. Su retirada hacia el río Uruguay fue acompañada por más de 16.000 personas, que componían gran parte de la población oriental, en lo que se conoce como el Éxodo o Redota del Pueblo Oriental.

Durante los años 1812 y 1813 se produjeron los primeros enfrentamientos con los dirigentes porteños a causa de las ideas sostenidas por Artigas. Estas ideas se pusieron de manifiesto en las Instrucciones del año 1813 cursadas a los diputados que debían integrarse a la Asamblea Constituyente reunida en Buenos Aires.

Este ideario (que incluía independencia, constitución republicana, gobierno central que respetara las autonomías mediante la organización de una confederación, igualdad para todos los ciudadanos así como libertad civil y religiosa) sería una constante en su lucha contra los dirigentes centralistas de Buenos Aires.

La influencia de Artigas sobre varias provincias, que luego formarían la Argentina, provocó que durante los años 1814 y 1815 Santa Fe, Entre Ríos, Corrientes, Misiones y Córdoba se colocaran bajo su liderazgo, y junto a la Provincia Oriental conformaran la “Liga Federal” a la que Buenos Aires le declaró la guerra. La política artiguista procuraba evitar el centralismo que practicaba Buenos Aires a través de su puerto, y lograr un desarrollo económico que contemplara las características de cada región del antiguo virreinato del Río de la Plata.

Diversos documentos como el Discurso Inaugural del Congreso de Abril de 1813, el Reglamento de Tierras de 1815 y el Reglamento Provisorio de Derechos Aduaneros destinado a la Liga Federal reflejan la coherencia entre sus ideas, protección a los más necesitados, así como a la economía de las provincias bajo su mando y las medidas concretas que adoptó.

La ocupación portuguesa de la Provincia Oriental iniciada en 1816, la continua lucha contra el centralismo de Buenos Aires y el alejamiento de los caudillos del litoral argentino provocó que Artigas se viera obligado a refugiarse en Paraguay en 1820. Murió en las proximidades de Asunción el 23 de setiembre de 1850.