Usted está aquí

Liceo de La Coronilla le planta cara a la adversidad

Publicado: 
17/04/2020
200417_04.jpg
Fotografía: Liceo La Coronilla

El Liceo de La Coronilla, departamento de Rocha, trabaja a distancia a través de diferentes plataformas y formatos con el fin de proporcionar a sus estudiantes una amplia gama de accesibilidad. Un 90% de los 335 inscriptos en la plantilla estudiantil se encuentra activo de forma virtual.

Richard Gómez, profesor de Matemática, explicó que los soportes digitales más utilizados por el grupo docente son CREA de Plan Ceibal, los grupos de WhatsApp, Edmodo y Zoom, con las cuales además pueden realizar videoconferencias.

Esta última es utilizada con los estudiantes de Bachillerato quienes poseen mayor autonomía para trabajar en ella, lo cual permite a los docentes ser más concretos y directos en sus explicaciones.

La idea de trabajar en múltiples plataformas surgió del planteo de padres y estudiantes. Según Gómez “hay alumnos que viven en Punta del Diablo y no tienen acceso a internet, pero sí utilizan WhatsApp gratis para comunicarse”; por esta razón es que los docentes en acuerdo con los estudiantes diversificaron las opciones disponibles. Además, el centro educativo cuenta con un número propio de WhatsApp, que sirve como canal formal de comunicación entre las familias y el Liceo.

La modalidad de educación a distancia no es nueva para el Liceo de La Coronilla. Se trata de un centro educativo que trabaja con jóvenes de diferentes lugares (Punta del Diablo, Chuy, Fortaleza, Castillos y la misma Coronilla), contexto en el cual la posibilidad de brindar un servicio no presencial, muchas veces hace la diferencia para mantener el vínculo educativo.

Cada año las gripes y las enfermedades estacionales son un impedimento de la asistencia a clase de los que viven más lejos, motivo por el cual se generaron estrategias virtuales a través de las que los estudiantes logran compensar la ausencia a las clases presenciales.

200417_03.JPG

Un presente especial

Gómez explicó que considera fundamental el contacto directo y cotidiano con sus estudiantes. “Tengo un horario para cada grupo, y en ese horario me tienen que decir presente por la la vía que quieran”. A través de este sencillo y cotidiano mecanismo logra captar el interés de los jóvenes en ese momento del día.

Esta estrategia fue tan efectiva que en la semana de turismo (libre para todos), los estudiantes mantuvieron la consigna de cumplir con los presentes de forma virtual, además de enviar consultas y nuevos trabajos realizados por ellos.

 “Al estar a full con la tecnología pierden un poco la noción del tiempo y escriben y envían mensajes en horarios diversos” e incluso intempestivos, reflexionó Gómez, y agregó que resulta muy beneficioso la utilización que dan a las tareas. “Las manejan como una plataforma de cine digital en horarios prácticos y flexibles a demanda total de ellos mismos”.

Otra actividad que se vio afectada por la crisis del COVID-19 son las coordinaciones entre docentes. Gómez manifestó que están organizando una instancia de coordinación virtual a través de Zoom, con el objetivo de intercambiar y pensar en las planificaciones con esta nueva realidad.

Además, destacó el intercambio con el resto de los docentes: “No todos estaban preparados para esta modalidad, por eso resulta tan importante el compartir estrategias, soluciones y alternativas para hacer más efectivo el aprendizaje”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

coronavirus banner ch.jpg

Agenda