Usted está aquí

Más de 9 mil escolares de todo el país disfrutaron de la Escuela de Verano 2021

Publicado: 
04/02/2021

1.jpg

Autoridades del Consejo de Educación Inicial y Primaria (CEIP) realizaron un balance acerca del desarrollo de la “Escuela de Verano 2021”, durante el cierre de la edición de este año. La mejora y el fortalecimiento de los aprendizajes, la recreación, y el acceso a una alimentación saludable, fueron algunas de las características destacadas por sus organizadores.

Las autoridades del CEIP de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP) celebraron junto a niños y niñas de la Escuela N° 16, la finalización de la edición de este año de la “Escuela de Verano”, en la Colonia de Vacaciones de Malvín.

La Consejera del Consejo Directivo Central, Dora Graziano, destacó la participación de los escolares en “actividades reconfortantes y motivadoras”.

Graziano se dirigió a los niños y les dijo que “ustedes tienen una gran responsabilidad, porque vinieron en representación de todos los alumnos del país. El aprendizaje que realicen tiene que ser una marca de compañerismo y de solidaridad”.

Por su parte, la Directora General del Consejo de Educación Inicial y Primaria, Graciela Fabeyro, informó que 9.300 niños y niñas asistieron a la “Escuela de Verano”, en 135 escuelas de todo el país.

“No se trata de un cierre, es simplemente un impase hasta el 17 de febrero, cuando las escuelas vuelvan a abrir. Y podemos decir que fue realmente satisfactorio. Teníamos nuestros temores respecto a cómo iba a repercutir en las escuelas el avance del COVID, y sin embargo solo en Rivera hubo escuelas cerradas al principio. Luego se gestionó de forma muy saludable, pero además de la dimensión del cuidado de la salud, estuvo presente la acción pedagógica, didáctica y de reforzamiento de los aprendizajes”, valoró.

2.jpg

Agradecimiento colectivo

La Directora General señaló que los servicios de alimentación funcionaron “excelentemente, con los menús de verano, con el distanciamiento correcto y con un gran esfuerzo de las auxiliares de comedor, que siempre estaban sonrientes. Esto identifica a la Escuela de Verano: la alegría, el disfrute y el placer de estar junto a la responsabilidad de que en el ámbito educativo siempre tenemos que favorecer los aprendizajes”.

También agradeció y reconoció a las familias, quienes confiaron en que la escuela iba a recibir a sus hijos en óptimas condiciones.

3.jpg

Fabeyro destacó que se recibió a la población más vulnerable, en lugares donde no hay posibilidades de esparcimiento, y menos con la situación de emergencia sanitaria actual. “Además no se podía ir a muchos espacios externos de la escuela, no había piscinas abiertas ni plazas de deporte. No obstante, el ingenio, la recreación y el disfrute estuvieron presentes principalmente”.

“Toda familia que se acercó a la Escuela de Verano, tuvo su participación, e incluso encontramos muchos niños que ya habían egresado y que no tenían sus aprendizajes comprometidos, quienes igualmente sintieron que tenían que estar fortaleciendo sus aprendizajes en Inglés, Matemática y Lengua, pero sobre todo, vivenciando lo que implican los espacios escolares, ese lugar tan simbólico y fundamental en la construcción de identidades y de subjetividades”, manifestó.

Por último, destacó que en esta edición se mejoraron los niveles de presencialidad, debido a que los escolares “sabían que estaban aprendiendo y mejorando para el año lectivo que se avecina”.