Usted está aquí

Estudios analizan desafíos en torno a trayectorias educativas

Publicado: 
21/12/2021

 

 

La Administración Nacional de Educación Pública presentó el estudio “Transición y trayectorias en la Educación Media Básica en Uruguay. Análisis Longitudinal a partir del Panel TERCE” que analiza una de las etapas más críticas de la trayectoria educativa de los estudiantes, haciendo foco en la transición entre la enseñanza Primaria y la Educación Media Básica.

Durante la presentación del estudio, el presidente del Consejo Directivo Central, Robert Silva, afirmó que este documento aporta evidencia necesaria para el seguimiento de las trayectorias educativas de los estudiantes.

“Se trata de tomar conciencia y saber que tenemos importantísimos problemas que han quedado en evidencia, sin saber que estamos afectando desde muy temprano la vida de miles de uruguayos a través de decisiones que desde hace décadas debemos tomar y no las tomamos”, reflexionó.

En este sentido, para Silva es fundamental abordar el tema de la repetición como forma principal de evaluación utilizada en la actualidad “en donde a los 6 años se da el mayor grado de repetición. En la universidad se observan rastros de esta repetición temprana, que muchas veces contribuye a expulsarlos del sistema educativo”.

“Tenemos que propiciar esos cambios tan discutidos y deliberados. Estos estudios nos motivan a ello, nos desafían y nos invitan a revelarnos desde el lugar que estamos. No podemos permitir que pase el tiempo y seamos espectadores de estas situaciones que se reiteran y agudizan”, indicó.

transicion y trayectorias emb 2.jpg

Trayectorias educativas

¿Qué oportunidades y riesgos se producen en las trayectorias educativas de los estudiantes desde Primaria hasta Educación Media Básica en Uruguay? ¿Qué factores condicionan la progresión de los estudiantes en ese tránsito? En particular, ¿cómo impacta la trayectoria escolar previa, la acumulación de extraedad y un desarrollo insuficiente de aprendizajes sobre la progresión por la Educación Media? Estas son algunas de las interrogantes planteadas en el estudio “Transición y trayectorias en la Educación Media Básica en Uruguay. Análisis Longitudinal a partir del Panel TERCE”.

Esta investigación dirigida por la División de Investigación, Evaluación y Estadística (DIEE-DSPE/CODICEN) presentó los resultados de la primera ola en un estudio longitudinal de tipo panel, con base en la muestra nacional de estudiantes uruguayos de sexto grado que participaron en el ciclo TERCE (2013) implementado por el Laboratorio Latinoamericano de Evaluación de la Calidad de la Educación de UNESCO.

La presentación contó con la participación de Adriana Aristimuño, directora ejecutiva de Políticas Educativas de ANEP; y de Andrés Peri, director de la División de Investigación, Evaluación y Estadística.

El documento recibió comentarios y fue analizado por Carlos Henríquez, coordinador del Laboratorio Latinoamericano de Evaluación de la Calidad de la Educación de la OREALC/UNESCO Santiago; Javier Lasida, presidente de la Comisión Directiva del Instituto Nacional de Evaluación Educativa; Tabaré Fernández, profesor titular de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de la República; Patricia Kuzma, directora de Planeamiento y Evaluación Educativa de la Dirección General de Educación Secundaria; Santiago Cardozo, investigador del Departamento de Investigación y Estadística Educativa (DIEE-DSPE/ANEP); y Adrián Silveira, investigador del Departamento de Evaluación de Aprendizajes (DIEE-DSPE/ANEP).

transicion y trayectorias emb.jpg

La primera transición

El sistema educativo uruguayo tiene virtualmente resuelta la “primera transición” entre Primaria y Media, ya que la matriculación en el liceo o UTU es prácticamente universal y se concreta en forma inmediata al egreso de Primaria.

De todos modos, para la cohorte analizada persisten algunas dificultades concentradas en estudiantes de menor nivel socioeconómico, con experiencias de repetición y/o con bajos aprendizajes.

En tanto, los alumnos y sus familias expresan un alto nivel de expectativas educativas al término del ciclo primario. En particular, la opción por suspender la trayectoria escolar luego de concluida la enseñanza Primaria es virtualmente inexistente en el país.

De acuerdo al Panel TERCE, el ingreso a la enseñanza Media se produce mayoritariamente en el sector público, ya sea en liceos (62%) o con menor frecuencia en escuelas técnico-profesionales (17%). Aunque no es la pauta predominante, se evidencian “cruces” en el tránsito primaria-media desde escuelas públicas a liceos privados, e inversamente desde escuelas privadas hacia centros educativos públicos casi exclusivamente para liceos.

El estudio arroja evidencia sobre una segmentación vinculada a la elección de la modalidad al ingreso de la enseñanza Media. En particular, el Panel TERCE constata que las opciones técnico-profesionales son mucho más probables entre los alumnos con experiencias de repetición y/o con menor desarrollo de los aprendizajes y, en general, en los sectores socioeconómicos más bajos.

imagen terce.jpg

Los primeros tres años en Educación Media Básica

Aunque la inscripción a Educación Media es virtualmente universal entre los egresados de Primaria, los tres primeros años en este nivel están pautados por dos problemas importantes: la interrupción de los estudios y las dificultades para progresar en tiempo. Al tercer año del egreso un 11% de la cohorte de alumnos egresados de Primaria en 2013 no asistía a la enseñanza formal, y un 32% no había podido avanzar hasta 3° grado de Educación Media Básica.

Los riesgos de abandono y/o de rezago en este nivel son muy desiguales. Por un lado, se incrementan entre los estudiantes de más bajo nivel socioeconómico y cultural reflejando la estructura “clásica” de la desigualdad de oportunidades educativas. Por otra parte y en forma complementaria, el Panel TERCE muestra el carácter fuertemente acumulativo de estas desigualdades y pone en evidencia que el “fracaso” en Primaria, expresado en experiencias de repetición y/o en niveles de aprendizaje más bajos que los esperados, es un potente predictor de nuevos fracasos en la EMB.

Algunos ejemplos resultan altamente elocuentes al respecto. El 38% de los niños y niñas que repitieron algún grado en la enseñanza Primaria ya no asistía a la enseñanza formal al tercer año del egreso. Además, solo el 29% de los repetidores lograron progresar en tiempo en sus primeros tres años en la Educación Media Básica.

Del mismo modo, el 30% de los alumnos ubicados en el nivel de desempeño más bajo de la prueba de lectura de 6°año de TERCE (nivel 1) abandonaron la educación formal en los primeros tres años posteriores al egreso, mientras que solo el 41% logró progresar tres grados escolares en los tres años calendario desde la culminación de 6°año de Primaria. Entre los alumnos ubicados en el nivel 2 de desempeños de esa misma prueba los porcentajes respectivos se ubican en 13% y 58%.

Más allá de las desigualdades constatadas, la primera ola del Panel TERCE pone en evidencia los problemas estructurales que esta etapa de la trayectoria educativa supone para una parte importante de los estudiantes uruguayos. En este universo se incluye una proporción no menor de adolescentes pertenecientes a sectores socioeconómicos que no pueden considerarse especialmente vulnerables, y de estudiantes que han atravesado con relativo éxito los primeros seis años de la escuela graduada. Es decir, alumnos que completaron la escuela Primaria sin experiencias de repetición y con niveles al menos aceptables de aprendizaje en áreas clave como la lectura, las matemáticas o las ciencias naturales.

En este sentido, el estudio sugiere que una trayectoria temprana exitosa constituye una condición necesaria pero no suficiente para el tránsito hacia y por la Educación Media.