Usted está aquí

El maestro Miguel Soler estará siempre presente en la Escuela Rural uruguaya

Publicado: 
20/05/2021

Banner Soler web 2021.jpg

Miguel Soler nació catalán en Corbera de Llobregat (1922). Emigró -junto a sus padres- a Montevideo en 1926. Se educó en la escuela pública, hizo Magisterio y se graduó 1939. Fue maestro desde 1943. Integró la Comisión redactora de los programas de estudio para las Escuelas Rurales en Uruguay. Desde 1954 organizó y dirigió el Núcleo Escolar Experimental de La Mina.

La Administración Nacional de Educación Pública (ANEP) lamenta profundamente el fallecimiento del maestro Miguel Soler Roca a los 99 años de edad, dejando un invalorable legado a la Educación Pública fundamentalmente en el ámbito rural, además de sus valiosos aportes profesionales en organismos internacionales y en varios países de la región.

Entre 1948 y 1954 fue director de la Escuela Rural Nº 59 en el Departamento de Soriano. En ese lapso, la UNESCO le otorgó una beca para realizar estudios durante un año y medio como especialista en Educación Fundamental en México.

Los núcleos escolares tenían como objetivo luchar contra el aislamiento en zonas despobladas, de forma coordinada con otras escuelas y organismos gubernamentales.

Entre 1961 y 1982 trabajó para la UNESCO en diversos cargos y en diversas partes del mundo (Bolivia, México, Chile, Francia). Se jubiló en 1982 cuando era subdirector general adjunto del sector Educación de ese organismo. Pese a ello, siguió colaborando con el organismo durante varios años más.

Entre 1984 y 2007 participó como asesor, tanto de comisiones de la UNESCO como de gobiernos, en la provincia de Córdoba (Argentina), en Nicaragua y Uruguay.

Fue director del Núcleo Escolar Experimental de La Mina. Dirigió la División de Alfabetización, Educación de Adultos y Desarrollo Rural de la UNESCO. Doctor honoris causa por la Universidad de la República (2006). Presidente de la Comisión del Debate Educativo que buscó sentar las bases para una nueva Ley de Educación en el Uruguay (2005-2006).

Mirando el futuro

Fue actor principal en la creación del Núcleo Escolar Experimental de La Mina -que funcionó desde 1954 hasta 1961 en el departamento de Cerro Largo- proponiendo y dirigiendo la iniciativa.

En ese sentido, en 1954 Soler propuso a Primaria la creación de un núcleo escolar en el que la educación se extendería a toda la comunidad, considerándose a las escuelas rurales promotoras del desarrollo local.

La experiencia se instaló en la zona fronteriza de La Mina (Cerro Largo), donde predominaban las pequeñas explotaciones con enclaves de minifundios y en algunos casos rancheríos.

La iniciativa promovió el trabajo conjunto de siete escuelas rurales en un área de 250 Km2, llegando a 528 familias y 2.787 habitantes. Del total de pobladores 116 eran brasileños y 367 analfabetos.

El personal que impartía una educación integral estaba compuesto por 18 maestros, un director y especialistas en el área estética, mejoramiento del hogar, producción de materiales audiovisuales, manualidades y la producción agraria. También contaron con una enfermera universitaria y un ingeniero agrónomo.

Un concepto que nos dejó Soler resume su trabajo y compromiso: “la educación debía ocuparse de la totalidad de la población e incidir en los aspectos de la existencia individual y comunitaria, fundamentales en la promoción del bienestar. La escuela rural se convertía en un centro comunal para todos, en la casa del pueblo”.