Usted está aquí

El Grupo Escolar Escuela Sanguinetti fue declarado Monumento Histórico Nacional

Publicado: 
02/09/2021

210902_1.jpg

La Comisión del Patrimonio Cultural de la Nación declaró Monumento Histórico Nacional al Grupo Escolar de la Unión conocido como Escuela Sanguinetti, ubicado en la avenida 8 de Octubre y María Stagnero de Munar, en el barrio Unión de Montevideo. La obra se realizó gracias a la donación de Felipe Sanguinetti, un próspero comerciante del barrio que apostó a la educación.

Si bien la declaración de la escuela como Monumento Histórico Nacional se realizó durante 2020, el reconocimiento se celebró este año por motivo de la emergencia sanitaria. Durante el acto, desarrollado en la Escuela Sanguinetti, las autoridades coincidieron en que además de la importancia que le otorga al complejo educativo este pronunciamiento también hace propicia la oportunidad de homenajear a Felipe Sanguinetti, quien con su aporte económico y altruista hizo posible la construcción de la escuela hace 96 años.

Felipe Sanguinetti nació en la antigua Villa de La Unión. En su juventud se abocó de lleno a la actividad comercial, lo que le posibilitó crecer económicamente. Fue una persona muy solidaria que colaboró intensamente con el ámbito educativo y de la salud. En su testamento manifestó su voluntad de efectuar una importante donación económica al Estado, con destino a la construcción de una escuela en la Villa Unión.

Durante el acto de declaración, el presidente del Consejo Directivo Central de la Administración Nacional de Educación Pública, Robert Silva, manifestó su satisfacción por mantener vigentes “las mejores tradiciones de nuestro país”.

“Logramos construir un país que ha formado grandes hombres y mujeres que se han destacado en diferentes facetas de la vida en una sociedad tan compleja como esta”, manifestó.

“El desafío que las maestras y los equipos docentes tienen en el día a día en este complejo educativo, es inculcar a nuestros futuros ciudadanos y hacerlos ávidos aprendices de lo que significa este complejo educativo, de quién fue Felipe Sanguinetti, de lo que significa esta infraestructura educativa que implica una educación que apostó al futuro y le dio herramientas a los que más necesitaban y venían de contextos desfavorables”, resaltó.

210902_03.jpg

Por su parte, la directora general de Educación Inicial y Primaria, Graciela Fabeyro, destacó los lazos que unen a la Escuela Sanguinetti con la comunidad de la Unión. En este sentido, hizo énfasis en las distintas estrategias promovidas al interior del centro educativo y en consonancia con la comunidad educativa para minimizar el impacto de la pandemia en los aprendizajes.

El ministro de Educación y Cultura, Pablo da Silveira, aseguró que esta declaración “pone en valor un edificio homenajeando a un hombre e intentando tomar contacto con el país que éramos hace exactamente un siglo, cuando este complejo estaba en construcción. Fíjense todo lo que tuvo que pasar para que hoy estemos aquí. Primero tuvo que haber un país abierto a la inmigración que recibía una cantidad de extranjeros exorbitante, con generosidad y mucho éxito”.

“Es enormemente importante el sentido de pertenencia comunitario y la orientación hacia el bien común de aquellos que habían conseguido alcanzar posiciones de bienestar dentro de la sociedad. Ese país en donde quienes lograban eso, o al menos una porción significativa de ellos, tenían la sensibilidad y la conciencia de pensar que además había que devolverle a esa sociedad, y que había que aportar para que siguiera siendo una sociedad exitosa, libre y de oportunidades”, señaló.

Por otra parte, el director general de la Comisión del Patrimonio, William Rey, valoró que “Felipe Sanguinetti es un tipo de actor y figura que con el tiempo está desapareciendo, y me parece fundamental asumir el compromiso con todo lo que hizo. Fue un verdadero mecenas en el campo hospitalario también”.

210902_2.jpg

96 años de historia

El complejo fue inaugurado el 22 de noviembre de 1925 gracias a la donación de Felipe Sanguinetti. La construcción tenía como cometido la realización de dos escuelas, una para niñas y otra para varones, que conformarían un conjunto único.

El edificio debía "tener un carácter sencillo, como conviene a su destino", y los anteproyectos deberían "ser confeccionados con prescindencia de toda decoración superflua, dando prelación a la composición general y a la realización práctica del programa pedagógico en sus esenciales cualidades de higiene, cubaje, aire y difusión de luz", de acuerdo a los pliegos del concurso para su construcción efectuado en 1917.

El conjunto edilicio se compone de un gran patio, cuyos bordes están definidos por ambos pabellones que se organizan a su vez en dos niveles, en los que se ubican las aulas diferenciándose las áreas de servicio y la escalera. Se trata de una organización sencilla pero operativa.

En la ceremonia de inauguración realizada en el año 1925, el delegado del Consejo Nacional de Administración, Carlos María Prando, resaltó la importancia de la contribución de Felipe Sanguinetti que posibilitó la construcción de dos magníficos edificios "construidos dentro de las exigencias modernas que tienden a darle a la escuela un ambiente de luz, aeración, de amplitud tal que puede provocar en la niñez la sugestión de un ambiente amable”.

Cabe destacar que el edificio fue declarado de interés departamental en 1995.