Usted está aquí

La comunidad de Durazno inauguró nuevo local de la Escuela de Tiempo Completo N° 65

Publicado: 
07/10/2022

poartada04.jpg

La comunidad de Durazno inauguró el nuevo local de la Escuela de Tiempo Completo N° 65 “José Batlle y Ordóñez”. Con 85 años de historia, vecinos, familias, docentes, escolares y autoridades celebraron la propuesta edilicia que recibe desde marzo de este año a 200 niñas y niños.

El centro educativo, que ofrece cursos de Educación Inicial para 4 y 5 años y de primero a sexto grado, cuenta con un equipo de docentes conformado por 8 maestras efectivas, una profesora de inglés, una profesora de educación física y un profesor de arte.

Asimismo, cuenta con 3 funcionarias auxiliares de cocina contratadas por Primaria y personal de mantenimiento y limpieza.

La obra del nuevo edificio fue realizada a través de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP) mediante la modalidad de participación público privada (PPP). Así, el Estado encarga a una empresa el diseño, la financiación, la construcción y la operación de la infraestructura.

El centro educativo fue fundado el 27 de setiembre de 1937 como Escuela al Aire Libre, que funcionó en la Casa Quinta del doctor Emilio Penza.  

Durante el acto, el presidente de la Administración Nacional de Educación Pública, Robert Silva, valoró que los niños y niñas presentes en la celebración “tienen sueños propios de su edad, y a medida que vayan transitando la escuela y luego séptimo, octavo y noveno grado en el liceo o en la UTU irán aumentando sus sueños y construyendo su proyecto de vida. Hoy más que nunca en la sociedad que nos toca vivir tenemos que ser conscientes y reafirmar el rol protagónico que en la vida de cada uno de ellos juega la educación”.

En este sentido, afirmó que para cambiar la educación es preciso apostar al “compromiso de todos para que eso se haga posible, y hay actores protagónicos como los docentes y las familias. Les pregunto a las familias, ¿hay cosa más linda que darle a estos niños mayores oportunidades que las que cada uno de ustedes tuvo? Para que eso sea posible tenemos que seguir trabajando juntos, para continuar transformando la educación sin temores, prejuicios, sin etiquetas, escuchando, con mente amplia y sabiendo que la educación siempre ha sido y seguirá siendo generadora de oportunidades”.

portada03.jpg

Una escuela con historia

Por su parte el intendente de Durazno, Carmelo Vidalín, reflexionó: “Cuesta dejar de decir escuela del aire libre. Nosotros los canarios decimos la escuela del aire libre y desde niño cuando Durazno terminaba un poco más lejos de este lugar, venir hasta esta escuela... parecía que hacíamos leguas para llegar a ella”.

Además, hizo énfasis en la continuidad de los proyectos. “Esta escuela se planificó en el período anterior y se continuó en este período para tener esta hermosa realidad que hoy estamos viviendo. Es tiempo de que los orientales dejemos de lado las diferencias ideológicas y políticas y sepamos ponernos la blusa blanca y celeste, y que en nuestro pecho y corazón el sol ilumine cada vez más fuerte para que a través de esos rayos seamos capaces de experimentar el orgullo de ser uruguayos”.

La subdirectora de Educación Inicial y Primaria, Olga de las Heras, destacó que la inauguración de un nuevo local educativo constituye “un hecho significativo para la comunidad, la educativa en particular y para la población de Durazno en general”.

“La Escuela N° 65 de la ciudad de Durazno ha transitado por un camino de realizaciones y concreciones de muchas aspiraciones”, opinó.

La directora Lorena Romero celebró la inauguración de “un nuevo edificio, iluminado, cálido, cómodo, algo tan deseado por docentes, alumnos y familiares. Esperamos que la atmósfera que se cree en este nuevo lugar sea el punto de partida que impulse la capacidad de imaginar, crear e innovar de cada uno de nuestros alumnos”.

La actuación artística estuvo a cargo de alumnos de la escuela que interpretaron una canción en homenaje al antiguo edificio ubicado en la Casa Quinta. La alumna de segundo grado Zoe Pereyra leyó un poema en reconocimiento al nuevo edificio, y un alumno bailó junto al grupo de danza "Cielo y patria".