Usted está aquí

ANEP reivindicó figura de mujeres "protagonistas, artífices y articuladoras" de la democracia

Publicado: 
15/07/2021

210715_02.jpg

La ANEP reivindicó la figura de aquellas mujeres protagonistas en la construcción democrática del país, con el objetivo de transformarlas en referentes históricos de los estudiantes. El encuentro “Mujeres, política y ciudadanía desde la perspectiva de los derechos” -que conmemoró los 94 años del primer voto femenino en nuestro país- permitió hacer énfasis en la temática.

La actividad, que se desarrolló en el Palacio Legislativo, contó con la participación de la presidenta de la Asamblea General, Beatriz Argimón, legisladoras, autoridades de los organismos y asociaciones participantes, y de la secretaria general, Virginia Cáceres, y la directora de la Dirección de Derechos Humanos del Consejo Directivo Central, Gloria Canclini.

Cáceres destacó que la ANEP "se ha embarcado en la cruzada de recordar la figura de mujeres que han sido grandes articuladoras en la educación nacional. Este año se inició con María Espínola a quien homenajeamos en el marco del 8 de marzo, y honramos denominando el nuevo proceso de transformación de la Educación Media con su nombre".

Cáceres sostuvo que "tenemos un deber y una obligación de traer a los relatos oficiales la historia de tantísimas mujeres que en el mundo han sido forjadoras, partícipes y piezas clave en la construcción de cada uno de los hechos históricos que conocemos".

Agregó que "es un desafío para la educación formal asumir ese relato, traer esas historias y asegurar que se enseñe toda la historia para que cuando en las aulas se enseñe la Revolución Francesa, también se hable de la declaración de los derechos de la mujer".

Empoderamiento

Por su parte, la directora de Derechos Humanos del CODICEN, Gloria Canclini, señaló que el progreso en la participación política de la mujer y el acceso a los espacios de decisión suponen un cambio cultural. Asimismo, subrayó la importancia de la educación para empoderar a niñas, adolescentes y jóvenes facilitando cambios significativos en la formación de las personas.

Canclini, quien disertó en el panel “Participación política de las mujeres en América Latina y Uruguay”, indicó además que es preciso encaminarse hacia un cambio profundo en las estructuras de creencias, tanto de los hombres como de las mujeres, con el objetivo de revertir esa histórica dependencia y condicionamiento.

“Para que realmente sea naturalizado el derecho de la mujer a acceder a espacios de poder, se requiere la internalización de valores y principios. Eso es posible si en los centros educativos se promueve el aprender a hacer para obrar con autonomía, aprender a conocer para desarrollar el pensamiento crítico, y aprender a convivir resignificando los espacios compartidos”, resaltó.

En ese sentido, sostuvo que la educación cumple el rol de acompañar en el proceso de internalización de estos valores sobre la base de la “corresponsabilidad, de la equidad y de la modificación de roles para reducir la profunda asimetría en las posibilidades que tienen hombres y mujeres para el desarrollo de una vida personal y profesional".