Usted está aquí

"Encuentro cara a cara" con la comunidad de Paysandú

Publicado: 
27/06/2022

03.jpg

Las autoridades de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP) presentaron los pilares de la Transformación Educativa en un nuevo "Encuentro cara a cara con la comunidad" en la Casa de la Cultura del departamento de Paysandú. La presentación incluyó una explicación detallada acerca de los principales cometidos de los cambios proyectados por esta administración.

El presidente del Consejo Directivo Central, Robert Silva, inició su participación señalando que “venimos aquí como lo estamos haciendo en todo el país, con el objetivo de presentar brevemente las líneas de la Transformación Educativa y escuchar los planteamientos, posiciones, oposiciones, puntos de vista y demandas que para nosotros resultan fundamentales. Una Transformación Educativa no se lleva adelante desde un escritorio y mucho menos montevideano, eso lo tenemos claro”.

En este sentido destacó “la constitución de grupos muy plurales, con especialistas en distintas áreas de la educación integrados por docentes, inspectores y directores que han elaborado documentos como el que plantea una propuesta de Marco Curricular. Hemos consultado a todos los partidos políticos, cámaras empresariales, PIT-CNT, hemos llamado a distintos referentes y expertos, hemos realizado encuentros, consultas masivas y ahora estamos llevando adelante estos 'Encuentros cara a cara'. Para el 2 de diciembre tenemos previsto haber realizado treinta encuentros en todo el país”.

Silva indicó que para comprender por qué es necesaria una Transformación Educativa es imprescindible evaluar la realidad de la educación. De este modo, expuso cifras proporcionadas por el Instituto Nacional de Evaluación Educativa (INEEd) acerca de algunas de las dificultades que enfrenta la educación.

01.jpg

Realidad desigual

El presidente del CODICEN hizo énfasis en que los menos favorecidos económicamente son los que más abandonan la Educación Media. “La situación cambia drásticamente de acuerdo al nivel de ingresos. Por ejemplo, en los jóvenes de 15 a 17 años el 6% de los que más tienen abandona, mientras que en el quintil más bajo esto asciende a 28%”.

En este sentido, señaló que en los jóvenes de 15 a 17 años ubicados en el nivel de ingresos más bajo un 28% no asiste a clases, el 45% asiste con rezago y un 27% asiste en la edad oportuna.

A los 16 años el 51% asiste sin rezago, un 34% con rezago y un 15% está fuera del sistema educativo.

A los 19 años un 36% egresa, 22% asisten con rezago y 42% están fuera del sistema educativo.

En lo que refiere a la Educación Media Superior informó que la cantidad de jóvenes de 21 a 23 años que egresan aumenta a medida que el nivel de ingresos crece. En el quintil más pobre egresa un 18%, mientras que en el quintil con mayores ingresos lo hace un 82%.

Con respecto a las pruebas PISA, informó que 7 de cada 10 jóvenes de 15 años no alcanza el umbral de competencia. “De acuerdo a esa evaluación internacional en la que el país participa ininterrumpidamente desde 2003, el 74% de nuestros jóvenes no están en condiciones de insertarse con éxito en la sociedad en la que nos toca vivir”.

 

220627_13.jpg

Pilares de la Transformación Educativa

Para Silva la Transformación Educativa debe insistir en promover aprendizajes de calidad. “Ampliaremos planes nacionales de tutorías y acompañamiento a estudiantes de todos los niveles educativos. Lo probamos con la pandemia, fortalecimos acciones que se estaban llevando adelante y desarrollamos otras y los resultados fueron muy buenos”.

Además, se prevé el diseño de planes de inicio y finalización de años lectivos, fortalecimiento y desarrollo del tiempo extendido y de las escuelas aprender y la actuación coordinada de Plan Ceibal y el INEEd. “El INEEd nos da la posibilidad de tener posiciones fundadas en base a evidencia”, señaló.

“La buena noticia es que ya tenemos un indicio de que habrá una mayor inversión en educación. Vamos a contar con los recursos necesarios para poder extender en 2025 a 60 los centros educativos de tiempo completo, tanto en Secundaria como en UTU, manteniendo las ofertas que ya existen como los CEA, los tiempo extendido, los liceos y eventualmente los liceos de tiempo completo”, anunció.

La Transformación también tiene como cometido reducir la inequidad interna del sistema educativo. Para ello se prevé extender la modalidad de tiempo completo y tiempo extendido a centros educativos de todos los niveles, continuar fortaleciendo los Centros María Espínola, desplegar planes nacionales de tutorías y acompañamiento a todos los estudiantes, y potenciar “ANEP en acción” con foco territorial en la coordinación y articulación.

06.jpg

Marco curricular

El Marco Curricular Nacional basado en las competencias comprende progresiones de aprendizaje correspondientes a cada una de ellas, así como planes y programas dotados de contenidos disciplinares para su desarrollo. Asimismo, los cambios en la currícula contemplan la orientación general a los docentes y el aumento de nuevas ofertas educativas tales como el FPB, primer año de Bachillerato Bilingüe y los Bachilleratos de Educación Técnico Profesional.

“Estamos llevando adelante una transformación curricular muy importante que el país -más allá de que podamos coincidir o discrepar- necesita. El país no puede seguir prisionero de planes y programas que responden a otras realidades que tienen muchas décadas”, manifestó.

“No existe oposición entre competencias y contenido. Nadie puede desarrollar competencias si no aprende a través de contenidos disciplinares. Eso lo decimos expresamente en el documento del Marco Curricular, página 50 y 51”, enfatizó.

Silva destacó otro de los pilares de la Transformación Educativa que atañe al fortalecimiento de los centros educativos. En este sentido, se apunta a la profesionalización de los equipos de supervisión y dirección mediante la realización de concursos, cursos de directores y llamados a inspectores, el desarrollo de sistemas para la planificación y gestión, la estabilidad de equipos docentes y directivos, y el cambio de normativa y otorgamiento de mayores atribuciones.

Por último, se refirió a la consolidación de una política nacional docente. Este objetivo se cristalizará a partir de la concreción del carácter universitario de la Formación Docente y su transformación curricular, la apuesta a un desarrollo profesional permanente y continuo, concursos para ascensos docentes más allá de la antigüedad y un cronograma nacional de concursos.