Usted está aquí

La ANEP aprobó protocolo sanitario que favorece la presencialidad en Secundaria y la UTU

Publicado: 
19/02/2021

210219-1.jpg

La Administración Nacional de Educación Pública (ANEP) aprobó, y comunicó, un protocolo sanitario focalizado en los estudiantes, que favorece la presencialidad –desde el 1º de marzo- de los alumnos de 1er. año de Ciclo Básico de la Educación Media. El anuncio fue realizado por el Presidente del Consejo Directivo Central (CODICEN) de la ANEP, Doctor Robert Silva.

Teniendo en cuenta la proximidad del comienzo del año lectivo 2021, “seguimos trabajando articuladamente con los distintos actores, porque nos parece que es fundamental iniciar los cursos, en un contexto de pandemia, que implica el esfuerzo mancomunado de todos”. 

“Es el compromiso y el agradecimiento que quiero hacer explícito a los miles que trabajan en todo el país: organizando los centros educativos, los espacios educativos, optimizando, conversando con entidades sociales, públicas o privadas de su contexto, para atender de mejor manera y apuntar a la mayor presencialidad posible al comienzo de las clases, que será gradual, priorizado y seguro”, enfatizó. 

En ese marco, Silva destacó que se trabajó “por el protocolo sanitario que tiene que ver con los estudiantes, y tomamos una decisión que, hemos comunicado, que nos habilita a los estudiantes de primer año de liceo y de la UTU, a disminuir el distanciamiento físico a un metro de distancia, como en Educación Primaria. Ello nos obliga a ser más insistentes con el cumplimiento de las otras medidas de cuidado personal y de higiene”. 

No obstante, precisó que la medida “regirá para centros de departamentos en los cuales, el Sistema Nacional de Emergencia (SINAE) y el Ministerio de Salud Pública (MSP), nos identifiquen de acuerdo al índice de Harvard, en los colores verde y amarillo”. 

“Para el caso que el departamento cambie a naranja o rojo, tenemos 48 horas para adecuar y volver al metro y medio de distanciamiento que es el exigido en la Educación Media”, aclaró. 

Asimismo, señaló que en el protocolo “también establecimos la posibilidad de extender la jornada hasta 8 horas, en los liceos y escuelas de tiempo completo, cumpliendo con los protocolos sanitarios”. 

Planificación adecuada 

Robert Silva explicó que en la Educación Primaria “hemos tenido una presencialidad plena en el 33% de las escuelas suburbanas. En el 61%, ha sido presencialidad todos los días con horario dividido, en aquellas que son de tiempo completo. Si consideramos las escuelas rurales, que han tenido un 100% de presencialidad plena, pasamos el 80% del total de todas las escuelas”. 

“Lo que ha sido fundamental, es el trabajo que desde el año pasado nuestros equipos técnicos vienen haciendo para optimizar lo primero que tenemos, que es el uso de nuestros recursos, de nuestra infraestructura educativa, que resulta fundamental”, enfatizó. 

En ese sentido, destacó que “tenemos los croquis de los salones con sus medidas y el mobiliario que tienen. De acuerdo a esa información, evaluamos cómo se pueden ubicar los estudiantes, respetando las distancias, pero de manera de generar mayor posibilidad de presencialidad”. 

Por otra parte, Silva puso énfasis en que “se llevará obligatoriamente por cuestión sanitaria, el registro de quiénes asisten a clase, además de controlar por el tema de la obligatoriedad. Pero también, porque de detectarse una situación, vamos a establecer que se aísle el aula y se encuarentene a las personas que tuvieron contacto directo”. 

Asimismo, “se desinfectará el aula, pero el centro educativo no cerrará, va a seguir funcionando con todas las medidas sanitarias. Y para eso, se llevará un registro que se ha realizado estrictamente, y que el año pasado fue clave para hacer los seguimientos de las personas con contactos positivos”. 

Proceso gradual y responsable 

“Esto es un proceso gradual, paulatino y priorizado. Está escrito en nuestro Plan que presentamos en enero y así hemos trabajado. Los sectores vulnerables son nuestra obsesión. Los primeros y los últimos grados han sido nuestro desvelo para los miles que trabajan en Uruguay: maestros, directores, funcionarios y familias”, puntualizó. 

En ese contexto, Silva marcó su optimismo respecto a que “vamos a empezar mejor el año 2021, que como empezamos el 2020. Y vamos a seguir -como decían los sindicatos y estamos de acuerdo- un proceso gradual que irá aumentando”. 

Por último, adelantó que la Administración abrió con la Corporación Nacional para el Desarrollo (CND) “un llamado público para el arrendamiento de locales para atender algunas situaciones. Estamos trabajando con la UDELAR para trasladar liceos a las facultades. Venimos trabajando muy profesionalmente y, sobre todo, con mucha articulación entre Primaria, Secundaria, la UTU y los equipos técnicos, para respaldar a nuestros equipos en los centros educativos”.