2018 es el año de disponibilización universal de LEO. Se trata de una evaluación de Lectura, Escritura y Oralidad, para alumnos de segundo año de carácter formativo en tanto es concebida como un recurso para el análisis y la reflexión de los maestros.
A mediados del ciclo lectivo LEO es aplicado en dos modalidades. En primera instancia se aplica a una muestra de 163 grupos, donde un docente actúa como aplicador externo controlando las condiciones de aplicación. Posteriormente, la prueba LEO queda liberada para su aplicación autónoma por parte de los maestros de 2do año.
Se trata de un recurso que queda disponible para ser utilizado a partir del 16 de julio.

Se sugiere la lectura de los documentos asociados a esta prueba:

Documento conceptual  

Folleto explicativo