A partir del 20 de junio se aplican en 2do. año las pruebas LEO (Lectura, Escritura y Oralidad), en una muestra aleatoria de escuelas.

Este año, las pruebas se aplican en forma piloto en una muestra de aproximadamente 150 escuelas. El piloto tiene como objetivo probar los instrumentos con los que se recabará la información. A partir del próximo año, con las pruebas ajustadas, queremos generar una aplicación censal y donde cada maestro quien las propondrá a sus alumnos. El piloto la realizan docentes externos y los docentes del grupo.

En el mes de junio, los docentes externos evalúan a 4 niños de 8 sorteados previamente (4 titulares y 4 suplentes). La prueba se aplica solamente a los 4 titulares; a los suplentes solo se les aplicará en caso de inasistencia de algunos de los titulares.

En el mes de julio, a partir del 17, los docentes del grupo tienen habilitada la prueba para aplicársela a todo el grupo. Se la aplicarán a todos los niños, incluyendo aquellos que fueron evaluados por el docente aplicador. De esta manera, el maestro contará con datos de todo su grupo.