El pasado 12 de junio se habilitaron las evaluaciones en línea de Lectura, Matemática y Ciencias de tercero y cuarto año, y el 20 las evaluaciones de quinto y sexto.

Al día de hoy, se llevan realizadas más de 284.000 evaluaciones en todo el país. En casi todas las jurisdicciones del país se ha superado el 70 % de cobertura, lo que significa que en esas jurisdicciones la evaluación en línea podría ser un insumo enriquecedor de las prácticas de aula, orientador de los análisis de los colectivos en cada centro educativo y fortalecedor de las miradas de los supervisores sobre el estado de la jurisdicción.

Alentamos a quienes aún no han realizado las evaluaciones a que conozcan las actividades propuestas en Lectura, Matemática y Ciencias alineadas con el Programa de Educación Inicial y Primaria (2008) y el Documento Base de Análisis Curricular (2016), y a que den una oportunidad a sus alumnos de participar en una instancia estimulante y desafiante que los pone frente a una situación nueva.

Como decía Agustín Ferreiro: “Para darme cuenta de los vacíos que voy creando con mi acción, sería preciso que conociera la existencia de ellos. ¿Pero cómo conocerlos? Tendría que romper mis moldes de trabajo, salir de mis hábitos, sentirme tocado por la gracia de una ocurrencia que me lleve a plantearles a mis niños una situación nueva nunca usada por mí, nunca vivida por ellos. […] Pero aún así, no podemos dejar librado a lo azaroso, el provocar la aparición de estas lagunas. Es preciso que el maestro cree intencionalmente las condiciones capaces de provocar el afloramiento de cuanto error conceptual mantienen los niños en oculto. A mi juicio, un elemento invalorable de sondeo es la situación nueva”. Esta innovación permite generar una mirada complementaria a la evaluación que habitualmente realiza el maestro y potencia un espacio de reflexión a partir de una cantidad de “situaciones nuevas” como planteaba Agustín Ferreiro.

Las evaluaciones estarán disponibles hasta el final del año, sin embargo, se sugiere la aplicación en junio – julio, en el entendido de que las evaluaciones formativas permiten una retroalimentación del proceso a mitad de un año lectivo. Las evaluaciones son un excelente insumo para analizar con otros docentes algunos errores recurrentes, algunos problemas de comprensión por parte de los alumnos, y para compartir formas novedosas de enseñar algunos conceptos fundamentales.

Como todos los años, el próximo 17 de julio el equipo de Evaluación de la DIEE va a presentar el informe de tendencias para contribuir a la reflexión local en cada centro. El informe va a estar disponible en la plataforma SEA en la sección Documentos asociados a las pruebas. En él se analizan tendencias de todas las aplicaciones y se hace una lectura didáctica de los patrones encontrados en las respuestas de miles de alumnos de todo el país. Lo bueno es que aún resta todo un semestre de clase para seguir profundizando en aspectos identificados por la evaluación.

Enfocarse en el aprendizaje es fundamental. La evaluación nos permite tener ricas conversaciones con todo el plantel docente sobre aspectos a mejorar. Uruguay ha apostado siempre por la evaluación formativa, hecho que lo ha distinguido en la región. Pero ninguna evaluación es formativa per se, sino por la intencionalidad de aprender del proceso.

Invitamos a todos los docentes a convertirla en una instancia de aprendizaje colectivo en cada institución para poder mejorar entre todos los aprendizajes de nuestros alumnos.

Por más información sobre este ciclo de aplicación haga click aquí.