Este año, Douglas Wilms compartió una jornada de trabajo con nosotros en la que presentó dos sistemas de evaluación de algunas dimensiones de la educación. Willms es un canadiense que se ha especializado en evaluación de políticas sociales de infancia, juventud y educación.

Durante su visita a Montevideo presentó dos sistemas de evaluación: uno de valoración de habilidades en el nivel preescolar (3 a 6 años), orientado a generar estrategias pedagógicas que garanticen un nivel de lectura apropiado hacia el tercer grado de primaria; y otro de monitoreo y mejora de centros educativos, que evalúa cuestiones como el involucramiento de los estudiantes con el aprendizaje, el contexto familiar, el clima escolar y la salud, entre otros.

El sistema de evaluación temprana, EYE (por su nombre en inglés, Early Years Evaluation), parte de la premisa de que aprender a leer es el desafío crítico de los primeros años de enseñanza. Si un niño no aprende a leer durante esos primeros años, esto afecta su rendimiento académico y social durante y luego de los años escolares. Para anticiparse a posibles problemas en el aprendizaje de la lectura, EYE evalúa: la conciencia de sí y del entorno (la comprensión del mundo por parte del niño y su habilidad para asociar entre experiencias familiares y sociales), las habilidades sociales y los enfoques de aprendizaje (la atención del niño durante las actividades en clase y su habilidad para interactuar con sus pares mientras respeta las reglas del aula), las habilidades cognitivas (las habilidades básicas en matemáticas, pre-lectura y resolución de problemas), lenguaje y comunicación (la comprensión del lenguaje hablado y la habilidad para expresar pensamientos y sentimientos), y el desarrollo físico (motricidad fina y gruesa).

Por su parte, el sistema de monitoreo y mejora escolar “Cuéntales sobre mí” (“Tell them from me”) evalúa, entre otros aspectos vinculados al entorno de aprendizaje, el compromiso estudiantil en sus diferentes dimensiones: compromiso social (el involucramiento del estudiante en la vida del centro educativo, su grado de pertenencia y participación, las amistades que desarrolla), el compromiso institucional (el grado en que el estudiante valora y se esfuerza por cumplir los requisitos formales para el “éxito” escolar, su comportamiento y hábitos de estudio) y el compromiso intelectual (el grado en que el estudiante hace una inversión emocional y psicológica en el aprendizaje, su interés y motivación, su esfuerzo, y la relación entre desafío y habilidades).

dougportada

Debajo se pueden descargar las presentaciones utilizadas por Willms traducidas al castellano:

Construyendo el éxito durante los primeros años

Los resultados del estudio “Tell them from me”

(fuente:INEED)

 

Para saber más:

Erly years evaluation

Canadian Research Institute for Social Policy at the University of  New Brunswick