Un texto instructivo es aquel que presenta las instrucciones para organizar un juego, para armar un artefacto, para hacer un experimento, etc. Es un tipo de texto que, por lo general, circula en el entorno inmediato de los niños y es de amplia circulación social.

Estos textos habitualmente tienen dos partes: por un lado una lista de materiales a usar (ingredientes en las recetas, lista de piezas si lo que se va a armar es un artefacto, lista de elementos si las instrucciones contienen las reglas de un juego), y por otro, el desarrollo de las instrucciones.

La lista de material contiene sustantivos concretos acompañados de adjetivos numerales. Por ejemplo: un dado; un tablero; cuatro pares de fichas de diferentes colores; etc.

Las instrucciones se organizan con oraciones dirigidas a un receptor (segunda persona gramatical) y con verbos en modo imperativo. Por ejemplo: reparta cuatro fichas del mismo color a cada participante; mezcle los ingredientes. En ocasiones las estructuras son oraciones de infinitivo. Por ejemplo: repartir cuatro fichas del mismo color a cada participante.

A veces, los verbos aparecen acompañados de adverbios o construcciones adverbiales que indican cómo debe realizarse la acción: mezcle, con movimientos envolventes, los ingredientes secos con los líquidos; corte, con cuidado, siguiendo la línea de puntos, etc.

Mtr.a Lic. Claudia López