Este tipo de secuencia textual se caracteriza por presentar un tema o palabra clave que se describe mediante la enumeración de sus aspectos y su contextualización.

Tema

Aquello que es descripto. A veces aparece al final del texto, como por ejemplo en las adivinanzas, los chistes o ciertos textos publicitarios, para crear suspenso. Ejemplo:

Llevo mi casa al hombro
camino con una pata
y voy marcando mi huella
con hilito de plata.
El caracol

Las descripciones pueden representar un texto en sí mismas o ser una secuencia textual inserta en otro texto, como la descripción de un personaje en una novela, o la descripción de un procedimiento químico en un informe científico.

Aspectos

Lo descripto se fragmenta en sus partes y propiedades (forma, color, tamaño…). Las partes seleccionadas por el enunciador en la descripción de un personaje pueden ser, por ejemplo: su edad, su sexo, su vestimenta… A su vez, la vestimenta puede presentar las siguientes propiedades: elegante y refinada.

Estas enumeraciones pueden ser:

Exhaustivas: describen lo relevante y lo secundario. Son típicas en textos científicos. Por ejemplo, la descripción pormenorizada de los síntomas de una enfermedad.

Selectivas: describen solo las partes y propiedades que, según el enunciador, son relevantes para expresar su intención comunicativa. Suelen emplearse en textos literarios, periodísticos, crónicas... Por ejemplo, la descripción de determinado lugar en una noticia.

Contextualización

Ese compone de dos aspectos:

Situación: enmarca lo descripto espacio-temporalmente y en relación a otros elementos próximos que ayudan a definir, presentar y limitar aquello que se describe.

Asociación: destaca las semejanzas y diferencias entre dos elementos. Emplea recursos retóricos como la comparación o la metáfora (una palabra se utiliza con un significado distinto al usual o adquiere el sentido de otra palabra con significado semejante). Este procedimiento le da originalidad o fuerza expresiva a la descripción y, en ocasiones, ayuda a hacer más comprensible la idea, sobretodo cuando lo descripto no es conocido por el destinatario y se lo compara con algo que este sí conoce para facilitarle su visualización mental.

Clases

Una descripción puede perseguir diversos objetivos comunicativos. Según la finalidad del enunciador pueden reconocerse dos clases de descripciones:

Objetivas: buscan reproducir con fidelidad la apariencia del objeto.

Impresionistas: buscan provocar emociones frente al objeto más que reflejarlo fielmente.

Aspectos gramaticales característicos de la descipción

Tiempos verbales más usuales: los que tienen valor durativo como el presente y el pretérito imperfecto (señalan el proceso, el estado).

Verbos más usuales: ser, estar y parecer (señalan estado y apariencia).

Adjetivos: muy usados para expandir la descripción del tema.

Adverbios: de modo (terminados en –mente), cuantificadores (muy, más, bastante, poco, menos, demasiado...)

Construcciones locativas: ubican al objeto espacialmente (a la izquierda, al lado, por debajo de...)

Relación entre oraciones: generalmente se encuentran yuxtapuestas o en construcciones comparativas.


Operaciones cohesivas básicas

Referencia: pronombres y terminaciones verbales que señalan a otras palabras dentro del texto.

Repetición léxica: repetición de palabras o utilización de sinónimos para nombrar al objeto, sus partes o propiedades.

Prof.a Lic. Eliana Lucián

Léase también

Glosario - Oralidad 3, 4 y 5 años
Glosario - Escritura 3, 4 y 5 años
Glosario - Escritura 1° y 2° grado
Glosario - Oralidad 5° y 6° grados
Glosario - Lectura 5.° y 6.° grados