Bajo la categoría amplia de los “textos que narran” es posible identificar una multiplicidad de realizaciones textuales que abarcan formas tan diversas como el cuento, el poema épico, la crónica histórica o la policial, la anécdota, la historieta y más. Al mismo tiempo, la narración puede aparecer como una secuencia al interior de textos explicativos, argumentativos u otros. No es de extrañar, por lo tanto, que los textos que narran constituyan un volumen importante al considerar la totalidad de los discursos con los que el individuo toma contacto en las múltiples esferas de la actividad humana. El ámbito escolar no es ajeno a este hecho y las narraciones suelen ocupar un espacio considerable en el conjunto de los textos que son presentados a los estudiantes.

De aquí en más hablaremos en forma general de narración y haremos referencia específica a algunas clases de textos narrativos puntuales que recoge el Programa escolar 2008.

Es posible entonces comenzar haciendo referencia a qué es lo que hace a la especificidad de lo narrativo. Es el acto de relatar o contar sucesos, hechos o acciones el que instaura al discurso narrativo y a la narración. En este sentido, lo narrativo excede al ámbito de lo literario ya que son múltiples las prácticas sociales en las que la narración se despliega en tanto género discursivo. Así, el relato de un incidente en un periódico o en un parte policial, el de una batalla en un libro de historia, o la narración de una anécdota personal en una reunión pueden ser ejemplos de ello.

La descripción y el análisis de los elementos componentes de la narración han sido abordados por muchos autores. Resulta útil, por lo tanto, tener en cuenta cuáles son esos elementos comunes a todo texto narrativo.

Tomando como referencia la síntesis que elaboran Torrents y Bassols puede decirse que en cualquier narración será posible identificar al menos un actor fijo, un proceso orientado y complicado y una evaluación. Con respecto al primero, se trata de lo que, en la narración literaria, se denomina “personaje”. Es necesario que al menos un actor o personaje permanezca en todo el transcurso de la narración ya que esto opera como factor de unidad narrativa. En lo relativo a la naturaleza de ese sujeto de la narración, cabe observar que algunos teóricos consideran que las narraciones siempre hacen referencia a hechos, acciones o sucesos en los que participan personas u otro tipo de entidades antropomorfizadas que experimentan algún tipo de transformación en el transcurso de la historia.

El segundo de los elementos -el proceso orientado y complicado- supone el encadenamiento de un mínimo de acontecimientos que se desarrollan en el tiempo y que entablan relaciones de tipo causal. Este aspecto ha sido descripto desde diversos puntos de vista dando origen a una amplia terminología que da cuenta del mismo. Así, los conceptos de introducción, nudo y desenlace; o los de complicación y resolución implican diversas conceptualizaciones de este proceso orientado y complicado inherente a toda narración. Cabe agregar que la mayoría de estos estudios se han centrado en el universo de las narraciones de carácter literario. Y si bien cualquier texto narrativo supone una sucesión de acontecimientos, solo en algunos de ellos –los más prototípicos- son fácilmente identificables las categorías postuladas desde el análisis teórico.

Finalmente, la evaluación es una categoría a la que tradicionalmente se atendía desde el análisis pero que es poco frecuente en la narrativa contemporánea, al menos en su forma explícita. Se considera que la evaluación o moralidad de un texto narrativo pone de manifiesto la opinión o valoración que hace el narrador y apunta a hacer explícito el porqué o la finalidad del relato aportándole sentido.

Como se mencionara al inicio, la multiplicidad de realizaciones textuales que se presenta abarca muchas formas, es posible realizar un abordaje de algunas de ellas haciendo clic en los siguientes enlaces: cuento literario, cuento maravilloso, cuento tradicional, fábula, historieta, noticia, novela, obra de teatro.


Mag. Sandra Román
Profa. Alejandra Galli