Usted está aquí

Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos (PISA)

Algunas características que distinguen a la evaluación internacional PISA

Los sistemas educativos deben brindar a los jóvenes la oportunidad de desarrollar habilidades y acceder a los conocimientos que les serán necesarios para incorporarse y participar activamente en la sociedad. Con el fin de aprender durante toda la vida e incorporarse como ciudadanos participativos y responsables en el mundo de hoy, los jóvenes necesitan no solo conocimientos y habilidades, sino también una conciencia de por qué y cómo aprenden.

En ese sentido, más de 80 países participan en la evaluación internacional de estudiantes PISA, interesados en identificar fortalezas y debilidades de sus sistemas educativos, en reconocer aciertos y errores en sus planteos e implementación de políticas educativas diseñadas en pos de sus fines. PISA es el único estudio internacional sobre educación que evalúa los conocimientos y las competencias que han desarrollado los estudiantes a los 15 años, edad en la que, en la mayoría de los países, los estudiantes alcanzan el final de su escolaridad básica obligatoria.

Este estudio es único, además, en la forma en que plantea ciertas cuestiones de política pública. Los directores, docentes y padres requieren respuestas a preguntas como:
"¿Los sistemas educativos brindan a los jóvenes herramientas para enfrentar los retos de la vida adulta?"
"¿Hay algunos tipos de enseñanza más eficaces que otros?"
"¿Puede el centro educativo contribuir a brindar oportunidades de futuro a los estudiantes de origen sociocultural desfavorecido?"

PISA estudia el grado de desarrollo de competencia de los estudiantes al aplicar conocimientos y activar procesos cognitivos para responder a situaciones y resolver problemas en las principales áreas temáticas del currículo educativo. Las actividades de prueba proponen al estudiante resolver situaciones en contextos auténticos para lo que deberá, por ejemplo, analizar, razonar, comunicarse eficazmente, interpretar y resolver problemas. Esta evalaución informa sobre el desempeño de los estudiantes en Lectura, Matemáticas y Ciencias Naturales y también investiga acerca de sus motivaciones, creencias sobre ellos mismos y sobre sus estrategias de aprendizaje. El estudio no es una evaluación basada en los contenidos curriculares de los programas de los países participantes, sino que se basa en una definición de las capacidades relevantes para la vida en las tres áreas evaluadas. Informa sobre lo que los estudiantes han mostrado ser capaces de hacer y resolver al enfrentar las actividades de prueba propuestas, lo que permite hacer inferencias sobre en qué medida los estudiantes de 15 años de cada país están preparados para afrontar los desafíos y exigencias de la sociedad contemporánea. Cada país analiza e interpreta sus resultados en función del grado en que el currículum nacional promueve el desarrollo de las competencias evaluadas, y también de sus características socioculturales específicas.

Esta tampoco es una evaluación en grados escolares específicos, sino de la generación de 15 años escolarizada de 7º grado en adelante. Se define como población a evaluar a todos los jóvenes de 15 años de edad que estén asistiendo a algún establecimiento de educación formal y que hayan aprobado el 6º grado de educación primaria. Esto significa que los alumnos cuando participan en la evaluación estarán cursando distintos grados y programas educativos en diferentes tipos de instituciones de educación media.

El estudio tiene un ciclo de tres años desde el año 2000, lo que favorece la realización de un seguimiento del progreso en el cumplimiento de los principales objetivos planteados por los sistemas educativos participantes. En cada ciclo se evalúan las tres áreas mencionadas y se incorpora un área de evaluación transversal, por ejemplo, resolución de problemas, trabajo colaborativo, competencia global o pensamiento creativo. La evaluación en el 2000, 2009 y 2018 tuvo como foco principal la comprensión de Lectura; en el 2003, 2012 y 2021 el foco principal es la competencia en Matemática; las ediciones del 2006 y 2015 hicieron foco en Ciencias Naturales. Uruguay participa en la evaluación PISA desde el año 2003.

La aplicación de las pruebas es acompañada por un cuestionario al estudiante y un cuestionario a los directores de los centros educativos participantes. Estos cuestionarios tienen como finalidad generar información que permite complementar el análisis de los desempeños de los estudiantes con aspectos como:

  • La incidencia de los contextos socioculturales en los desempeños en la evaluación.
  • Los niveles de equidad interna en los países y entre países.
  • Las características de los centros educativos y las prácticas de enseñanza asociadas a los desempeños.
  • Los hábitos de lectura de los jóvenes de 15 años, sus estrategias de aprendizaje.
  • Las actitudes de los jóvenes evaluados hacia la Matemática y hacia las Ciencias Naturales.
  • La familiarización de los estudiantes a sus 15 años con las tecnologías de la comunicación y la información.
  • Los hábitos de estudio y la motivación de los jóvenes escolarizados a los 15 años.

¿Quién diseña, toma las decisiones, organiza y lleva adelante la evaluación PISA?

La conducción política del Programa corresponde al denominado Consejo de Gobierno de los países en PISA (PGB por su nombre en inglés) que toma las decisiones relativas a la orientación del Programa. La conducción técnica del Programa se adjudica mediante licitación internacional a un conjunto de instituciones especializadas. Las principales instituciones a cargo de la conducción técnica de PISA son:

  • El Educational Testing Service (ETS, Estados Unidos de América)
  • Westat (Centro especializado en estadísticas de los Estados Unidos de América).
  • El Instituto de control de la calidad lingüística cApStAn (Bélgica)
  • Consejo Australiano de Investigación Educativa (ACER).

Para cada una de las áreas evaluadas se conforman comités internacionales de expertos para la elaboración de los marcos conceptuales de las áreas a evaluar y la supervisión de la elaboración de las actividades de prueba y cuestionarios de factores asociados. En cada país participante se designa una institución que colabora en la elaboración de los instrumentos de evaluación, los adapta a su realidad nacional, implementa la evaluación y produce el informe nacional. En nuestro país esa institución es la División de Investigación, Evaluación y Estadística (DIEE) de la Dirección Sectorial de Planificación Educativa (DSPE) del CODICEN de la ANEP.

La información obtenida y procesada a partir de la participación de Uruguay en los diferentes ciclos del estudio está disponible en la página web de ANEP. Se han publicado las bases de datos, los materiales de difusión y, en particular, los informes de resultados nacionales. Además, el departamento de Evaluación de los Aprendizajes de la DIEE realiza en los centros educativos interesados, salas y talleres de difusión de los materiales de la evaluación donde se dan a conocer los marcos de la evaluación y se promociona el uso de las actividades de prueba públicas de cada ciclo. Estas actividades tienen potencial para ser trabajadas en el aula, ya sea en su versión original o en distintas reformulaciones que los propios docentes elaboran.