Comunidad del Liceo Nº 26 celebró, con fiesta, nominación de centro educativo como Líber Falco

Tamaño letra:

 

La comunidad del Liceo Nº 26 de Montevideo, que está emplazado en Joaquín Requena y Antonio Machado, en el populoso barrio Jacinto Vera, celebró -alborozada y entusiastamente- la nominación del centro educativo como Líber Falco, en homenaje al célebre poeta, intelectual y referente de la denominada Generación del centenario.

El cambio de nombre fue el corolario de una enconada lucha de treinta y dos años, en cuyo marco la comunidad educativa bregó incesantemente por la conquista de dicha aspiración.

Un sueño cumplidoEste año, el Poder Legislativo sancionó la Ley 19.492, en virtud de la cual el Liceo Nº 26 pasó a llamarse Líber Falco. El texto, como es de rigor, fue ulteriormente promulgado por el Poder Ejecutivo.

Como se recordará, el instituto había sido nominado inicialmente como Antonio Acosta y Lara en 1976 por las autoridades interventoras de la época, lo cual generó la resistencia de docentes y estudiantes a partir de 1985, luego de concretado el regreso a la democracia.

Incluso, a fines de la década del ochenta, en un gesto espontáneo, un grupo de estudiantiles retiró la placa de bronce con el nombre de Armando Acosta y Lara y la sustituyó por otra de madera con el nombre Líber Falco.

LA REBELIÓN DE LA COMUNIDAD

La reivindicación fue un testimonio de rebeldía y un homenaje a la cultura y en particular a uno de los poetas uruguayos referentes del siglo pasado.

El acto oficial de nominación del liceo como Líber Falco generó una animada fiesta, que fue compartida por la comunidad educativa y los vecinos. La celebración coincidió con la fiesta de egresados y de fin de cursos.

La emotiva ceremonia fue el epílogo de un proceso de más tres décadas y varios intentos frustrados a nivel parlamentario, hasta que este año se concretó finalmente el cambio de nombre.

El arraigado sentido de pertenencia, que atravesó todo el barrio, se hizo conciencia en la sociedad, al punto que todos se referían al liceo como Líber Falco, mucho antes de su propia nominación oficial. 

No en vano la fachada del amplio local educativo luce un colorido mural alusivo que representa al escritor uruguayo, que fue creado por estudiantes de Educación Artística conjuntamente con sus docentes.

Emoción compartidaEl Liceo Nº 26 “Líber Falco” tiene una matrícula de 1.800 estudiantes distribuidos en tres turnos, que son atendidos por 180 docentes en 56 grupos de Segundo Ciclo, de 4º, 5º y 6º año.

Aunque la mayoría de la población estudiantil reside en la zona, también hay alumnos que proceden de otros barrios, acorde al prestigio adquirido como centro liceal de referencia.

Se trata de una comunidad unida, en la cual los estudiantes interactúan con los docentes y las autoridades, incluso en actividades que exceden a las meras obligaciones curriculares. No en vano un inmenso cartel situado en el frente del edificio reza textualmente: “Participar, derecho de todos”.

Ese sentido de integración se trasuntó durante la celebración, que contó con la presencia de una auténtica multitud, que incluyó naturalmente a egresados y ex profesores que recuerdan con cariño su paso por las aulas.

REAFIRMACIÓN DE MEMORIA

El acto, que contó con la presencia de la Consejera del Consejo Directivo Central (CODICEN) de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP), Profesora Laura Motta, la Directora General del Consejo de Educación Secundaria (CES), Profesora Celsa Puente, el Consejero Profesor Javier Landoni y la Sub-Secretaria del Ministerio de Educación y Cultura, Magíster Edith Moraes, fue inaugurado con la actuación del coro liceal, que interpretó el Himno Nacional, algunos poemas de Líber Falco musicalizados y canciones populares.
 
La Directora del Liceo, Profesora Martha Paciel, dio la bienvenida a la concurrencia, manifestando su emoción por la nominación y elogió la perseverancia  de la comunidad que permitió alcanzar el tan anhelado logro.

La docente agradeció emocionada  la colaboración de todos los participantes en este proceso, “para seguir creciendo sin olvidar el legado de las generaciones anteriores”.

Homenaje musicalizadoPor su parte, la Directora General del CES, Profesora Celsa Puente, celebró el sentido simbólico del acto, manifestando que “se trata de un momento de felicidad y de intensa emoción”.

Con relación a la activa militancia de los actores educativos por el cambio de nombre, la educadora afirmó que “cada comunidad debe elegir su nombre, que tiene que ver con la memoria. Este es un acto de reafirmación de la memoria y la acumulación de la lucha de muchos uruguayos”.

Al tiempo de calificar a Líber Falco como un poeta “obrero y cotidiano”, Puente resaltó que “hoy egresa la primera generación de alumnos del Liceo Nº 26 “Líber Falco”. Vale la pena el reencuentro, ya que luchar tiene sentido”.

El momento más emotivo de la ceremonia fue el descubrimiento de la placa alusiva con el nuevo nombre del centro liceal, que fue protagonizado por un grupo de ex alumnos y docentes.

Posteriormente, un grupo de jóvenes estudiantes, familiares y vecinos -algunos de ellos ancianos- realizaron una animada velada de gimnasia rítmica musicalizada, en un nuevo testimonio de integración intergeneracional que fue entusiastamente aplaudido de pie por la numerosa concurrencia.

Líber Falco, que originalmente era oriundo del barrio Villa Muñoz pero residió en Jacinto Vera, nació el 4 de setiembre de 1906 y sus primeros versos los escribió a la edad de dieciséis años.

Siendo hijo de un peón de panadería, alternó por distintos trabajos, entre ellos empleado de imprenta, peluquero, vendedor de pan y luego corrector de pruebas de diarios y libros.

Sus intereses literarios fueros variados, así como su pasión por algunos escritores rusos como Fiódor  Dostoyevski y León Tolstói y franceses, como Romain Rolland. También fue movilizado por la poesía latinoamericana, particularmente por la última etapa de César Vallejo.

A pesar de que la edición de sus textos se realizó en la década de 1940, es considerado integrante de la denominada Generación del centenario, a la cual también pertenecieron Emilio Oribe, Carlos Sabat Ercasty y Paco Espínola, entre otros.

Sus comienzos literarios se remontan a 1937, cuando asumió la dirección de la revista Banderín, de la cual se editaron solo cinco números. Años después, participó también en varias publicaciones literarias, como la revista Asir.

Apelación a la memoriaSu obra está contenida en los libros “Cometas sobre los muros” (1940),  “Equis andacalles” (1942), y “Días y noches” (1946). El libro que había comenzado con el título “Tiempo y tiempo”,  quedó inconcluso debido a su fallecimiento, el 10 de noviembre de 1956. Empero, fue editado como una obra recopilatoria por un grupo de sus amigos de la revista Asir.

Sus poemas ejercieron una gran influencia en generaciones posteriores de artistas uruguayos y han sido fuente de numerosas canciones, interpretadas por artistas de la talla de Eduardo Larbanois, Mario Carrero, Abel García, Eduardo Darnauchans, Jorge Lazarroff, Jorge Bonaldi y Daniel Viglietti, entre otros.

En plena juventud, entró en contacto con las corrientes más avanzadas del anarquismo teórico, doctrina ideológica que lo fascinó durante aquella etapa de su vida y que influenció sus primeras composiciones poéticas. Sin embargo, el suyo no era un anarquismo radical, sino un pensamiento ácrata que abrevó de sus lecturas autodidactas de la narrativa rusa decimonónica.

Su ideología fue atenuada por la doctrina de la tradición cristiana occidental. Esta honda espiritualidad se fue acentuando en su interior hasta que, ya al final de su vida, hizo pública su conversión a la fe católica.

DIRECCIÓN DE COMUNICACIÓN INSTITUCIONAL-CODICEN
Síganos en:  https://twitter.com/ANEP_Uruguay

Agenda

  • Red global

© 2017 Administración Nacional de Educación Pública  |  Av. Libertador 1409 CP 11.100  |  Tel. (+598) 2900 7070  |  Montevideo - Uruguay

La veracidad y vigencia de la información publicada en el Portal de la ANEP www.anep.edu.uy así como las opiniones que puedan ser vertidas en sus contenidos son responsabilidad de los autores y las autoridades competentes, el Área Web del CODICEN no genera contenidos.

Desarrollo Área Web - Dirección Sectorial de Información para la Gestión y la Comunicación  - CODICEN