Las pruebas

Tamaño letra:

Lectura

El enfoque curricular y el de habilidades para la vida orientaron la elaboración de las pruebas de lectura. El primero de ellos permitió identificar qué es lo que se enseña en esta área en los países de la región y a través de ellos determinar los dominios conceptuales y procesos cognitivos a evaluar. El enfoque de habilidades para la vida-Lectura posibilitó evaluar los conocimientos curriculares en su aplicación a la vida cotidiana. Este doble marco permitió considerar tanto los aprendizajes escolares como los aprendizajes significativos que van más allá de la vida escolar. La prueba propuso a los niños actividades que les exigían interactuar con textos auténticos, extraídos de diversas fuentes –textos periodísticos, de ficción, de entretenimiento, funcionales-.

Para la elaboración de las pruebas se siguió un riguroso proceso que tuvo como principal objetivo evitar los  posibles sesgos socioculturales, riesgo que conlleva siempre un estudio que involucra diferentes países con diversas realidades culturales. Luego de realizado el análisis de los documentos curriculares de la región y aprobado qué contenidos se evaluarían, comenzó una ronda de intercambio técnico entre los equipos de trabajo de los países. Cada país envió textos y actividades a la coordinación técnica del estudio para que un grupo de expertos regionales en el área construyera  una primera versión de las pruebas. Esta primera versión circuló por los países, se ajustó eliminando textos con posibles sesgos, términos teñidos de regionalismo, etc.; para todos los textos se acordó el uso de la variedad estándar del español. Luego de la aplicación piloto de los instrumentos, la prueba volvió a ajustarse, para nuevamente circular entre los expertos de los países hasta acordarse la versión final.

La evaluación de la Lectura consideró un dominio conceptual y un proceso cognitivo: lo leído y la lectura, respectivamente:

  • Lo leído comprende las características propias del objeto -el texto- con el que interactúan los estudiantes para resolver las tareas (la extensión, la clase y el género discursivo al que pertenece).
  • La lectura hace referencia al acto o proceso de leer y, en consecuencia, a las habilidades cognitivas que pone en juego el estudiante al interactuar con el texto para realizar las tareas propuestas en los ítems. Los procesos de la lectura se clasifican en generales (propios de todo acto de leer, como localizar datos, inferir información ausente, generalizar datos clave en un nuevo texto, etc.), relativos a textos específicos (como identificar el nudo en la narración, reconocer los subtemas en una descripción o las intenciones de un personaje de ficción) y metalingüísticos (por ejemplo aplicar a un texto el nombre de “noticia”).

Escritura

La prueba de escritura tuvo como objetivo describir y analizar los saberes y las habilidades que los alumnos muestran al producir un borrador y un texto final de acuerdo con una instrucción dada. Se propuso  a los estudiantes la elaboración de una lista por considerarse que son textos que, en situaciones reales de la vida cotidiana y de la vida escolar, los niños de esas edades escriben con sentido para sí mismos: listas con lo que la familia debe comprar y les encarga anotar; listas de útiles escolares necesarios, lista de trabajos a realizar, etc. Además, la lista es un texto que reúne todas las propiedades que definen la textualidad: un tema, una coherencia (entre el título y los elementos listados, y entre los elementos listados entre sí), un propósito (recordar algo a otro o recordárselo a uno mismo), una estructura.

Para evaluar las producciones de los alumnos se consideraron dos aspectos generales, complementarios y relacionados: el proceso de escritura, procedimientos y estrategias que se utilizan para producir textos y el producto escrito o texto final. Las pruebas, por tanto, demandaron la escritura de un borrador, de su revisión y de su transformación en un texto final.

Algunos de los aspectos considerados fueron:

  • Escritura sólo de borradores.
  • Escritura sólo de textos.
  • Función “para sí” del borrador y “para otros” del texto.
  • Escritura de borradores y textos relacionados entre sí por su tema.
  • Escritos que no constituyen textos, sino palabras o frases sueltas.
  • Planteo inicial y sostenimiento o ampliación o disminución de ideas.
  • Adecuación a la consigna, progresión de información adecuada.
  • Proporción de errores de léxico, de concordancia, de ortografía.
  • Escritura de textos con título adecuado.
  • Relación entre coherencia y ortografía.
  • Escritura de textos con registro adecuado.
  • Escritura de textos con registro oral o informal.
  • Matemática

La evaluación en el área de Matemática  se basó en el marco curricular común de los países participantes en el estudio y en el foque de habilidades para la vida-Matemática tomando como centro medular la resolución de problemas, como tarea que propicia el desarrollo del pensamiento lógico matemático y que exige poner en juego y en contexto diferentes tipos y niveles de razonamiento.

Se establecieron cinco dominios conceptuales y tres procesos cognitivos.

Los dominios conceptuales o saberes específicos evaluados fueron:

  • Numérico: conocimiento y manejo de números y operaciones.
  • Geométrico: espacio y forma.
  • De la medida: magnitudes y medida.
  • Estadístico: tratamiento de la información.
  • Variacional: estudio del cambio (secuencias, regularidades y patrones).

Por su parte, los procesos cognitivos u operaciones mentales necesarias para resolver las actividades propuestas fueron:

  • Reconocimiento de objetos y elementos: identificación de hechos, conceptos, relaciones y propiedades matemáticas.
  • Solución de problemas simples: requiere uso de información matemática explícita en el enunciado, referida a una sola variable.
  • Solución de problemas complejos: requiere la reorganización de la información matemática presentada en el enunciado que involucra más de una variable.

Ciencias

Para evaluar las Ciencias, además de considerar el marco curricular de los países de la región, el enfoque de habilidades para la vida-Ciencias asumido apuntó a que los estudiantes demostraran si eran capaces de interpretar fenómenos naturales y físicos, desarrollar conjeturas e hipótesis, reconocer y resolver situaciones problemáticas.

En el área de ciencias, desarrollada sólo en 6º grado de Primaria, y en la que participaron ocho de los 16 países, se evaluaron tres dominios conceptuales:

Seres vivos y salud: tipos, características, función y clasificación de los seres vivos, estructura, función y procesos vitales; salud humana, nutrición y enfermedad.
Tierra y ambiente: Sistema Solar, la Tierra, sus características generales estructurales y sus movimientos; implicancias para la vida en la Tierra; ecología: interdependencia de los seres vivos.
Materia y energía: la materia sus propiedades, características, comportamiento y cambios físicos y químicos; estructura y transformaciones de la materia; tipos de energía, fuentes y sus transformaciones.

Los procesos cognitivos evaluados fueron:

  • Reconocimiento de conceptos: identificación de conceptos y fenómenos y el reconocimiento de notaciones de uso científico.
  • Interpretación y aplicación de conceptos  en la solución de problemas, cotidianos, identificación de conclusiones y predicciones. 
  • Solución de problemas, implica organizar la información disponible; reconocer relaciones de causa-efecto; plantear hipótesis y estrategias de solución.
  • Red global

© 2017 Administración Nacional de Educación Pública  |  Av. Libertador 1409 CP 11.100  |  Tel. (+598) 2900 7070  |  Montevideo - Uruguay

La veracidad y vigencia de la información publicada en el Portal de la ANEP www.anep.edu.uy así como las opiniones que puedan ser vertidas en sus contenidos son responsabilidad de los autores y las autoridades competentes, el Área Web del CODICEN no genera contenidos.

Desarrollo Área Web - Dirección Sectorial de Información para la Gestión y la Comunicación  - CODICEN