Usted está aquí

ANEP lanzó proyecto para construcción de la Escuela de Tiempo Completo “República Popular China”

La Administración Nacional de Educación Pública (ANEP), la Agencia Uruguaya de Cooperación Internacional (AUCI), La Embajada de la República Popular China en Uruguay y el Municipio “D”, lanzaron el proyecto de obra de la Escuela “República Popular China” de Tiempo Completo, que será erigida en el Barrio Casavalle de Montevideo.

La actividad se concretó en la Plaza de Palos del barrio Casavalle (José Martirené y Orsini Bertani), con la participación del Presidente del CODICEN, Profesor Wilson Netto, los Consejeros del Consejo de Educación Inicial y Primaria (CEIP), Maestros Héctor Florit y Pablo Caggiani, el Prosecretario de la Presidencia y Presidente de la AUCI, Doctor Juan Andrés Roballo, la Ministra de Educación y Cultura, Doctora María Julia Muñoz, el Consejero Económico y Comercial de la Embajada de China, Zhou Quan y la Alcaldesa del Municipio “D”, Sandra Nedov.

El proyecto edilicio, que será financiado mediante una donación de dos millones de dólares del gobierno de la República Popular China, atenderá a una población de trescientos alumnos.

La futura edificación, que será erigida en una superficie de 1.700 m2 -en el predio de la referida Plaza, situado a cuatro cuadras del local actual- contará con doce espacios educativos (nueve aulas y tres talleres), comedor, cocina y locales complementarios, dirección, sala de maestros, patio y áreas deportivas.

El nuevo centro educativo, que es una demanda de la población del populoso barrio capitalino, apunta a formar niños que viven e interactúan en un mundo donde la globalidad tiene un espacio de singular preponderancia.

Al respecto, en este caso, se privilegian las importantes coincidencias existentes entre dos países muy diferentes y con grandes asimetrías poblacionales y culturales, con un horizonte en la socialización del conocimiento. Las escuelas nominadas con el nombre de países, constituyen una larga tradición de la educación primaria pública uruguaya.

Cabe destacar, que cinco alumnos y dos maestros de la escuela visitaron China durante una semana, a los efectos de profundizar en el conocimiento de la cultura del país asiático.

Como corolario de la emotiva ceremonia, se instaló una “Cápsula del Tiempo” –a modo de piedra fundamental del futuro edificio- que será abierta dentro de 10 años, conteniendo los deseos para la Escuela N° 319, de sus alumnos y sus padres, de los alumnos de los centros educativos del barrio y de los vecinos de la populosa zona.

Trabajo colectivo

La Alcaldesa Nedov, hizo hincapié en que la propuesta “surgió del barrio y el proyecto se fue modificando y creciendo. Esta zona está creciendo y la educación es el eje fundamental de estas cosas que hacemos colectivamente”.

Por su lado, el Maestro Florit expresó su “alegría y reconocimiento por muchos años de este largo proceso que permitieron alcanzar este logro. Hoy hay un tiempo nuevo en el que la calidad de la educación es fundamental para alcanzar la igualdad”.

El acuerdo con China señala un hito en la modalidad de la cooperación entre nuestros países, de acuerdoa la señalado por el Consejero Económico y Comercial de la Embajada de China, Zhou Quan, quien explicó que se trata de la primera vez que el país asiático realizó una donación económica tan importante para la construcción de una escuela.

Destacó que, además, permitió la utilización de los diseños arquitectónicos nacionales y trabajadores locales. Es decir, se trata de un gesto de suma confianza y especial amistad de parte del gobierno de China para satisfacer las necesidades reales de Uruguay y de una zona como la de Casavalle.

Por su parte, el Profesor Netto, valoró que el futuro centro “se suma a un conjunto de políticas y acciones, que tienen alcance nacional. Esto se logra, en función del respecto que Uruguay construyó a nivel Internacional. Esto colma las aspiraciones de los niños y sus familias y el respeto que se les otorga”.

Más oportunidades

Las escuelas de tiempo completo cumplen jornadas de trabajo de siete horas y media diarias y realizan salas docentes semanales de dos horas y media. Ello permite una atención personalizada de los niños.

La extensión del tiempo pedagógico ofrece oportunidades de aprendizaje que trascienden a lo meramente curricular, contemplando la convivencia, la construcción de ciudadanía y la posibilidad de proyectar en el tiempo actividades colectivas.

Los niños que estudian en estas escuelas desayunan, almuerzan y meriendan en el centro escolar, una experiencia de socialización que también contribuye a la interacción entre maestros y alumnos.